Marlon Oreamuno fue el atleta más destacado con cinco preseas doradas

Por: José Fernando Araya N. 4 marzo, 2014

Cañas. Una campana suena y las piernas redoblan el trabajo como único motor de impulso y comienzan a acelerar poco a poco.

El sonido indica la última vuelta a la pista y ya el desgaste es bastante, más a pleno sol del mediodía, pero la fuerza de voluntad puede más y los atletas toman su último esfuerzo para colgarse un metal.

Marlon Oreamuno de Vásquez de Coronado se confirmó como el campeón del patinaje de los Juegos Nacionales al conseguir 5 medallas de oro en igual cantidad de pruebas en las que compitió. | MEYLIN AGUILERA.
Marlon Oreamuno de Vásquez de Coronado se confirmó como el campeón del patinaje de los Juegos Nacionales al conseguir 5 medallas de oro en igual cantidad de pruebas en las que compitió. | MEYLIN AGUILERA.

Ayer, el polideportivo de Cañas vibró con el cierre del patinaje, primera disciplina en terminar su participación en la edición 33 de los Juegos Nacionales.

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Las altas temperaturas y el fuerte viento, no impidieron que los patinadores tuvieran una jornada bañada en premios, con los cantones de Mora y San Carlos como los ganadores de la disciplina.

El equipo sancarleño se dejó la rama masculina con 388 puntos, seguido de Alajuela con 183 y el cantón de Mora con 111.

Este último cantón logró el primer lugar en la categoría femenina con 221 unidades, seguido por San Carlos con 218 y San José con 158.

Más valiosos. Ayer, también se premió a los patinadores más valiosos, honor que recibieron Marlon Oreamuno de Vásquez Coronado y Elisa Araya del cantón de Mora.

Oreamuno, quien destacó en los pasados Juegos Centroamericanos de San José el año anterior, logró cinco medallas de oro en la misma cantidad de pruebas y ahora se prepara para los Centroamericanos de patinaje.

“Entrené muy duro, pero esto no era mi prioridad, pues ahora voy a Medellín, Colombia, a entrenar para los Centroamericanos de esta disciplina que serán en abril. Voy para un centro de alto rendimiento por 15 días”, indicó Oreamuno, quien admite que sus pruebas más fuertes son las de 200 metros contrareloj y 500 metros.

Por su parte, Elisa Araya de 18 años llegó al patinaje por insistencia de su padre, pero de inmediato le tomó un gran cariño a la disciplina, al punto que ayer coronó su segunda vez como atleta más destacada en esta disciplina.

La atleta admitió que llegó a los Juegos con pocas horas de entrenamiento por su ajetreada agenda diaria, pero luego de sus cuatro oros y una plata, espera volver a retomar los entrenamientos.

“Estudio en la Universidad Nacional, pero ahora tengo que entrenar más y espero solo descansar los lunes”, mencionó la patinadora tras la premiación.

Etiquetado como: