21 septiembre, 2014

Florenses discuten con Esteban Jiménez, D. T. de Borussia. | C. GONZÁLEZ
Florenses discuten con Esteban Jiménez, D. T. de Borussia. | C. GONZÁLEZ

Una bronca entre jugadores y aficionados del Borussia y Herediano Barrio Peralta al cierre de la contienda final manchó anoche la serie que le dio a Borussia el título de la Liga Premier Masculina del futsal tico.

Los de Desamparados se impusieron en la final 6-5, en la Villa Olímpica de Desamparados, en San José. El juego de ida había terminado 1-1 en la sede de los heredianos.

El pleito se originó luego de la expulsión de Edwin Cubillo, capitán de Borussia, y Crístian Ovares, de Peralta. Un minuto después de la tarjeta roja, ambos jugadores se enfrascaron en una pelea, en la que se involucraron a puñetazos jugadores y aficionados de los equipos.

La riña provocó que la contienda se suspendiera por falta de seguridad. Se le pidió a los aficionados que desalojaran las instalaciones. Luego, las dos aficiones fueron acomodadas en graderíos separados.

El partido empezó a las 8 p. m. y el primer tiempo de 20 minutos finalizó 2-0 en favor del vigente campeón, Borussia Futsal, con los tantos Marco López y Johan Castro.

Al reanudarse el segundo tiempo, Kevin Mora descontó para Peralta, pero Juan Alonso Cordero estableció el 3-1 para Borussia.

Los rojiamarillos se repusieron y tuvieron una reacción de mérito, que puso la pizarra 5-3, con los goles de Alejandro Paniagua, Keilor Vargas y Jean Marie Jiménez (dos). Pero Marco López, con un doblete, puso el 5-5.

Juan Alonso Cordero, de tiro libre (sin barrera porque los heredianos ya habían acumulado faltas), anotó el gol que le dio la corona a los de Borussia.