De ganar el segundo partido de la serie final del Torneo Clausura, los heredianos se proclamarán campeones nacionales. De vencer los poetas, alargarán la serie a un tercer partido

Por: Juan Diego Villarreal 12 mayo, 2016
Jefny Anderson de Coopenae San Ramón, marca el nicaragüense de Brenes Barva, Barthel López. Ambos gigantes se volverán a encontrar en la final.
Jefny Anderson de Coopenae San Ramón, marca el nicaragüense de Brenes Barva, Barthel López. Ambos gigantes se volverán a encontrar en la final.

La Liga Superior de Baloncesto puede tener campeón este viernes, si el quinteto de Brenes Barva derrota a Coopenae San Ramón en su campo, el gimnasio Rafael Rodríguez, en compromiso que está pactado para este viernes a las 8 p.m.

Los barvareños, vencedores del Torneo de Apertura, ganaron el martes primer duelo 69-60 en el gimnasio Regional de San Joaquín de Flores. De lograr la victoria nuevamente, se adjudicarán el Clausura y automáticamente se coronarán por novena vez como monarcas nacionales.

Es por ello que si los ramonenses desean pelear el cetro costarricense, deben triunfar a toda costa ante los heredianos, para forzar a un tercer y definitivo duelo, que se escenificará el domingo a las 4 p. m., nuevamente en el gimnasio de San Ramón.

Jorge Argüello, técnico de los poetas, comentó que errores en el segundo y tercer cuarto del primer partido los hizo caer en una desventaja de 10 puntos, que no pudieron recuperar.

"Regalamos las segundas oportunidades y ellos las aprovecharon. Tenemos claro que somos fuertes en casa y no tenemos un mañana, por lo que hay que salir a ganar para alargar la serie e intentar ir a una final nacional. Barva nos ha ganado en casa, por lo que necesitamos hace un mejor partido y con el apoyo de la afición sacar el Clausura", sentenció Argüello.

Por su parte, Kay Martínez, máximo anotador de los heredianos, enfatizó que en el primer duelo hicieron muy buena defensa y deben repetir la dosis para vencer a los dueños de casa y ser campeones.

"Vamos a llegar con calma a San Ramón. La defensa fue clave en el partido anterior y por ello sus mejores hombres no se sintieron a gusto y no pudieron hacer tantas penetraciones como en otros compromisos. Será un partido muy cerrado, sin embargo, tenemos que llegar concentrados y evitar que las cosas externas (afición y arbitraje) no nos perjudiquen", mencionó Martínez.

Los barvareños corren para tener a punto a su distribudor puertorriqueño Bryan Abrhams, quien es duda al sufrir una lesión en el tobillo derecho en el partido de semifinales ante Cooperservidores Escazú. Debido a esa dolencia, no actuó en el primer partido de la serie.