En una pelea muy física, la pugilista nacional se impuso por decisión unánime a la panameña Yaditza Pérez en una velada celebrada en el parque Central en San José

 31 marzo
Yokasta Valle (izquierda) batalló para vencer a la panameña Yaditza Pérez en un fiero combate a 10 asaltos. La costarricense se quejó de los cabezazos de su rival que la hizo sangrar.
Yokasta Valle (izquierda) batalló para vencer a la panameña Yaditza Pérez en un fiero combate a 10 asaltos. La costarricense se quejó de los cabezazos de su rival que la hizo sangrar.

El uniforme blanco y rosado salpicado por su propia sangre, fue testimonio de la ardorosa pelea que protagonizó este viernes la costarricense Yokasta Valle, quien derrotó por decisión unánime a la panameña Yaditza Pérez, en una pelea pactada a 10 asaltos en las 105 libras.

Valle y Pérez no se dieron tregua en el cuadrilátero que se ubicó frente al kiosco del parque Central en San José, y mientras la tica sangraba por un corte en su cabeza, la panameña tenía su ojo derecho prácticamente cerrado por los golpes de su adversaria.

Sin duda el combate estelar de la cartelera valió el boleto para decenas de transeúntes que se detuvieron a alentar a las pugilistas. Ambas amazonas no se dieron tregua y por el contrario, Pérez siempre buscó a la tica, que utilizó su jabs y recta derecha para mantener la distancia.

Valle metió su mano constantemente dejando huella en el pómulo izquierdo de su contrincante, que valientemente intentó contraatacar, ante el pundonor de la nacional que no dio respiro.

Al final, con una puntuación de 92-91, 100-82 y 100-90, la costarricense Yokasta Valle sumó su decimosegunda victoria al hilo y se mantiene invicta sobre el cuadrilátero.

"Ella me dio un cabezazo muy fuerte en la cabeza y la nariz. Ella siento que fue un poco sucia, creo que sacó a relucir su experiencia, pero por dicha salimos con el triunfo. Cuando ella me dio el cabezazo y empecé a manar sangre, siempre confié en que mi entrenador Marco Delgado pudiese parar la sangre, al final lo logramos y continuamos con la pelea", expresó Valle.

La boxeadora costarricense confesó que después del primer contacto con la cabeza ella tuvo cuidado, trató de boxear y mantener la distancia para no verse perjudicada.

"Estos son los combates que a mí me gustan, que me retan, aunque no me gustó lo del cabezazo. Ahora la intención es pelear ante una rival asiática, ya sea japonesa o coreana por el título mundial de las 105 libras y seguir aprendiendo", comentó Valle.

Por su parte, la canalera no se sintió a gusto con el resultado y también acusó a la costarricense de propinarle cabezazos a propósito y le pidió una revancha en la que estuviera en juego el título mundial de las 102 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), el cual pertenece a Valle y que este viernes no estuvo en juego.

"Fue una pelea dura, ella también me dio muchos cabezazos. Quisiera que me dé la revancha, pero que exponga su título mundial de las 102 libras. Ella en la pelea solo estuvo huyendo en el ring y eso no es pelear. Es cierto que las dos nos quejamos de cabezazos, pero si no tiene miedo, que me dé la revancha, porque siento que hay que bajarla de esa nube", comentó Pérez.

Por su parte, el réferi Rónald Álvarez, quien dirigió el combate, comentó que desde su punto de vista ninguno de los cabezazos fue a propósito y los contactos se dieron porque ambas boxeadoras se agachaban cuando entraban a fajarse, pero fueron sin mala intención, por lo que a ninguna se le penalizó.

En los otros combates, el nacional Francisco Fonseca derrotó al nicaragüense Elíecer Lanzas por nocaut técnico, en el cuarto asalto, tras un combate en las 135 libras. En la misma división, el ramonense Freddy Fonseca se dejó la victoria en el tercer asalto tras derrotar por la vía rápida al pinolero Moisés Fuentes.

Finalmente, el tico Yerel Siezar despachó a Freddy Oporta, de Nicaragua, en 1 minuto y 20 segundos de combate, por nocaut en las 135 libras, mientras en las 130, Cristian Coronado venció por decisión unánime al nicaragüense Abraham Irías.

Etiquetado como: