Por: José Luis Rodríguez C. 23 septiembre, 2014

Aunque manchado por el zafarrancho que se dio entre jugadores de los finalistas, Borussia extendió el sábado su rica historia de éxitos.

Tras conquistar su segundo título consecutivo ante Herediano Barrio Peralta, los desamparadeños llenaron aún más sus vitrinas, que ya tenían tres trofeos del extinto campeonato de fútbol salón, y otras dos en el futsal, que comenzó a jugarse en el país en 2010.

“Esto (campeonización) es el fruto de un proceso de muchos años, tengo toda la vida de estar con el equipo y me siento muy contento porque a pesar de lo que se vivió pudimos ganar”, expresó ayer Esteban Jiménez, técnico de Borussia.

El entrenador se refiere al pleito entre futbolistas de ambos equipos tras la expulsión del capitán desamparadeño, Edwin Cubillo, y del florense Cristian Ovares.

“Este triunfo tiene un sabor especial. Le ganamos a un equipo que se preparó para ganarnos, que se tomó en serio el torneo y que aprendió la lección del año pasado, cuando Borussia le ganó. Esta vez nos tuvo a dos minutos de dejarnos sin título, gracias a Dios se dio”.

El túnel de ingreso a la cancha se convirtió en un ring el sábado anterior entre jugadores del Borussia y Herediano Barrio Peralta. | CARLOS GONZÁLEZ
El túnel de ingreso a la cancha se convirtió en un ring el sábado anterior entre jugadores del Borussia y Herediano Barrio Peralta. | CARLOS GONZÁLEZ

Según Esquivel, luego del bicampeonato del sábado el objetivo es “sacarse la espina” que dejó perder la final de la Concacaf en Guatemala, donde cayó en agosto pasado ante el Glucosoral por penales.

Con 62 partidos sin perder –58 triunfos y cuatro empates–, Borussia comenzará la próxima semana la preparación del siguiente año.

Respecto a lo sucedido en la final, Rafael Vargas, presidente del Futsal, dijo que investigarán para después imponer los castigos.

Etiquetado como: