Ambas escuadras salieron con planteles alternativos pensando en su próximo juego

 24 febrero, 2013

Barcelona y Real Madrid salieron airosos, ayer, en sus respectivos encuentros de liga. Sin duda, ambos equipos guardaron fuerzas para el clásico que disputarán el próximo martes por la Copa del Rey.

Tanto merengues como catalanes dejaron varias de sus fichas en la banca para darles descanso, previo al definitivo enfrentamiento que vivirán a mitad de semana.

A las dos escuadras, por poco les sale caro el experimento, pues los dos grandes de España iniciaron con el marcador en contra.

Los blaugranas vencieron en el Camp Nou al Sevilla con marcador de 2-1 con goles de los delanteros David Villa y Lionel Messi.

Jugadores como Carles Puyol y Cesc Fábregas se observaron en la tribuna, vestidos de mortales y apoyando a sus compañeros.

Al Barça por poco y le sale muy caro el partido, pues inició contra la pared, con el tanto del sevillano Alberto Botía al minuto 43'.

Pero la anotación motivó a los locales, quienes se tiraron al frente con todo su poder ofensivo, en procura de alcanzar la igualada y no ceder puntos en casa.

Este marcador sirve para recuperar la confianza que perdieron los catalanes, el miércoles anterior, cuando cayeron 2-0, en Italia, a manos del Milán por la Champions.

Real también sufrió. Por su parte, Real Madrid dejó en el banquillo a Cristiano Ronaldo, quién ingresó en la segunda parte para rescatar lo que parecía la una nueva derrota.

Ronaldo le dio mucha más dinámica al ataque galáctico e hizo la asistencia del segundo gol, pero el encargado de llevar, en sus hombros, el medio campo fue Kaká .

Los merengues iniciaron con la pizarra en contra en Riazor, a causa del gol de Riki Sánchez al 35', pero en la segunda mitad dieron vuelta al marcador. Con un golazo de Kaká desde fuera del área y otro del Pipita Higuaín, en el complemento, los blancos se dejaron los puntos.

Ahora catalanes y merengues se preparan para la intensa jornada que tendrán la semana que viene, cuando se topen dos veces.

El primer enfrentamiento será el próximo martes por la semifinal de la Copa de Rey y el otro se realizará el sábado por la Liga.

Con estos resultados, Barça sigue primero en la tabla con 16 puntos más que los merengues.

En otros resultados que se dieron ayer en la Liga, Mallorca cayó 1-3, en casa, el Estadio On Moix ante la oncena del Getafe.

Por su parte, Zaragoza, no supo aprovechar su condición de local y empató a dos tantos con el Valencia en La Romadera.