A cuatro etapas del cierre, el capo de Movistar Team sigue en la segunda plaza

 11 septiembre, 2014

A falta de 539 kilómetros para que el domingo se corone al campeón de la edición 69 de la Vuelta a España , el costarricense Andrey Amador y sus compañeros de Movistar Team siguen dando pelea.

En la reanudación de la carrera, tras el segundo y último día de descanso, los ocho hombres de la escuadra telefónica trabajaron como bloque en la decimoséptima etapa, que se disputó en un trazado incómodo de 190.7 kilómetros entre Ortigueira y A Coruña.

Fue una etapa rápida pero complicada, porque la jornada, que en teoría era plana, se convirtió en un sube y baja constante, todo el día.

“Estuvo muy duro, muy difícil, con muchos repechos y aunque no había alta montaña, al final pasamos subiendo durante toda la etapa”, comentó Andrey Amador.

Un recorrido desgastante, donde el tico y sus compañeros estuvieron siempre atentos, sin darle un centímetro de ventaja al Tinkoff Saxo que vela por los intereses del líder general de la Vuelta, el rutero español Alberto Contador.

Al plantear esa estrategia, los “azules” no le recortan diferencia al portador del maillot rojo, pero tampoco corren riesgos.

Eso porque en la general, Alejandro Valverde está a 1:36 de Contado. Además, el británico Christopher Froome (SKY) le pisa los talones al jefe de filas de Movistar Team, amenazándolo con arrebatarle el segundo cajón del podio.

La diferencia entre Valverde y Froome es de tres segundos. Así que no se admite ni un pestañeo.

“Seguimos trabajando para que Alejandro esté en el podio, que en una vuelta grande, un podio es algo importantísimo”, citó el tico.

Movistar Team trabajó en bloque, siempre midiéndole los pasos al Tinkoff Saxo del español Alberto Contador, lider de la Vuelta. Atrás de Alejandro Valverde, pedalea el vigilante y laborioso costarricense Andrey Amador. | EFE
Movistar Team trabajó en bloque, siempre midiéndole los pasos al Tinkoff Saxo del español Alberto Contador, lider de la Vuelta. Atrás de Alejandro Valverde, pedalea el vigilante y laborioso costarricense Andrey Amador. | EFE

Cuarto triunfo. La jornada fue tan compleja que tuvo llegada masiva, pero con cortes segmentados por diferencias mínimas. Quien aprovechó para volver a levantar los brazos en señal de triunfo fue el alemán John Degenkolb (Giant Shimano), con un crono de 4:26:07.

Así, este potente velocista conquistó su cuarta victoria en lo que va de la Vuelta a España.

“No fue nada fácil, hemos tenido que trabajar muy, muy duro, más que los otros días. Hemos gastado a todos los corredores para intentar llegar al sprint ”, confesó el germano a los medios de comunicación. Él es quien comanda la clasificación por puntos de la Vuelta.

Con Degenkolb arribaron Contador, Valverde y Froome.

Mientras tanto, el costarricense Amador cruzó la meta en el puesto 47, a solo 22 segundos.

En la clasificación general, escaló tres posiciones. Ahora figura en el peldaño 35 del listado que enumera la clasificación de los 169 pedalistas que continúan en la Vuelta.

Es decir, 29 ciclistas ya no están en carrera, entre ellos el colombiano Rigoberto Urán (Omega Pharma Quick Step), quien ayer no tomó la partida porque en lugar de ver mejoría en su salud, la bronquitis asmática lo atacó más fuerte.

Hoy se corre la decimoctava etapa de la Vuelta a España, con 157 kilómetros entre A Estrada y Monte Castrove. Otra llegada en alto.