La tercera etapa de esta competición asiática se disputó bajo una temperatura de 38 grados

Por: Fanny Tayver Marín 20 febrero, 2015

Lo primero que hizo Andrey Amador al terminar ayer la tercera etapa del Tour de Omán fue buscar hidratación.

El ciclista costarricense de Movistar Team estaba empapado en sudor tras completar los 159 kilómetros con salida y meta en Al Mussanah Sports City, una jornada que se corrió en un asfalto ardiente, bajo una temperatura de 38 grados.

Pero el desgaste es lo de menos para Amador, quien siente una recompensa cada vez que cumple lo que se le pide.

“Al final fue un día tranquilo. Se sabía que por el trazado esta etapa iba a terminar al sprint y así ocurrió. No tuvimos contratiempos con nuestro hombre, que es Alejandro (Valverde)”, explicó.

La etapa quedó en manos del velocista noruego Alexander Kristoff (Katusha), quien desde Catar se muestra encendido y ayer firmó una nueva victoria, con un tiempo de 3:56:42.

Ese mismo registro se le anotó a 111 corredores más, incluido Andrey Amador, a quien se le asignó la posición 51 del día.

El suizo Fabian Cancellara (Trek) continúa al frente de la clasificación general y tras 516 kilómetros pedaleados, acumula un tiempo de 12:18:56.

Valverde se mantiene en la segunda casilla a cuatro segundos y Amador marcha en el puesto 67, a 2:56. Hoy será la cuarta etapa.