Correr por segundo día consecutivo y sentirse entero, sin rastros de fatiga y con ganas de seguir es algo que tiene muy motivado al costarricense

Por: Fanny Tayver Marín 21 septiembre, 2016
Andrey Amador (izquierda) corrió por segundo día consecutivo en Italia.
Andrey Amador (izquierda) corrió por segundo día consecutivo en Italia.

Correr por segundo día consecutivo y sentirse entero, sin rastros de fatiga y con ganas de seguir es algo que tiene muy motivado al ciclista costarricense Andrey Amador.

Era la prueba que necesitaba para detectar que logró vencer a un virus que lo tuvo enfermo y que lo obligó a bajarse de la bicicleta durante un mes.

"Ya los males están olvidados", afirmó Amador, quien este miércoles disputó la segunda y última largada del Giro della Toscana en Italia.

"Me sentí mucho mejor, ahí vamos poco a poco y desde la salida tocó tirar, trabajando para Giovanni Visconti que iba de líder tras ganar la primera etapa", comentó el tico.

La válida inició a las 3:35 a. m. (hora de Costa Rica) y contó con un trazado de 185,3 kilómetros entre las localidades de Montecatini Terme y Pontedera.

Ahí, la escuadra telefónica intentó defender a capa y espada a Visconti, con Andrey Amador, Carlos Betancur, Richard Carapaz, Adriano Malori, Javi Moreno, Antonio Pedrero y Dayer Quintana.

La etapa se caracterizó por una fuga de seis hombres: Bizhigitov, Kudus, Benito, Solomennikov, Belletti y Brünger; pero la escapada no vio frutos en meta.

El cierre fue masivo, se impuso al esprint el irlandés Sam Bennett y la general quedó en manos del italiano Daniele Bennatti, quien a partir de enero vestirá los colores de Movistar Team.

Bennet ganó con un tiempo de 4:36:43 y Visconti, quien era el líder, culminó la fracción de sétimo con ese mismo tiempo.

Según reporta la organización, el tico no terminó la carrera.

Tras el Giro della Toscana, Andrey Amador correrá este jueves en la Coppa Sabaniti, una prueba de 196 kilómetros que iniciará a las 3:15 a. m. (hora de Costa Rica).