Su calendario competitivo sigue igual porque correrá la Vuelta a Polonia y la Vuelta a España

Por: Fanny Tayver Marín 21 julio, 2015

Animado porque este miércoles volverá a entrenarse, el ciclista Andrey Amador salió esta tarde del Hospital Cima, donde estuvo internado durante un día.

Después del accidente que tuvo el lunes, en Calle Blancos, cuando chocó en bicicleta contra un carro, el pedalista está deseoso de retomar sus prácticas, algo que hará este miércoles a primera hora.

"El estado mío es bueno, no es la primera ni la última de las caídas y los accidentes que tienen que venir y ojalá que sean mejores cosas que las malas. Ya estoy saliendo y... que no tengo la bici porque si no me voy en bici, pero voy a guardar un poquito más de reposo y ya mañana retomo los entrenamientos", manifestó Andrey Amador.

El ciclista costarricense Andrey Amador ofreció este martes una conferencia de prensa en el Hospital Cima.
El ciclista costarricense Andrey Amador ofreció este martes una conferencia de prensa en el Hospital Cima.

Eso sí, tiene que cuidarse la herida en la mano izquierda. "Queda cuidar la herida bien, se descartó fractura. Por eso estábamos aquí, para ver que no tuviera ningún daño en el tendón ni en la articulación con las radiografías correspondientes y contento de poder estar bien", dijo.

El pedalista de Movistar Team, que finalizó el pasado Giro de Italia en el histórico cuarto puesto de la clasificación general, comentó que a veces pasan cosas sencillas o complejas que se convierten en un accidente por un descuido.

"No recuerdo muy bien y no sé por qué, si no fue a mucha velocidad, porque no tengo muchos raspones y muchas veces nos hemos caído más rápido y está uno cuerdo de todo. No sé si me golpee un poco la cabeza o con el casco, no sé".

Y añadió que el carro frenó "porque el semáforo se puso en rojo, yo calculé mal y pegué el lado derecho de atrás del carro y eso me desequilibró, fue un poco lo que pasó".

El vidrio de la direccional se reventó y Amador se cortó la mano. "Fue sencillo, pero así son los accidentes. Hay que ir siempre bien atentos porque a veces los descuidos pueden costar caro, o también es parte de los errores del ser humano", acotó Andrey.

La mano izquierda de Andrey Amador sufrió varias heridas en el accidente del lunes en Calle Blancos.
La mano izquierda de Andrey Amador sufrió varias heridas en el accidente del lunes en Calle Blancos.

Viajará el lunes. El rutero profesional retrasó su vuelo, que originalmente estaba para el lunes y ahora emprenderá su regreso a Europa el próximo lunes.

"Hoy estaba hablando con el jefe y todo sigue igual, voy a estar en el Tour de Polonia (2 al 8 de agosto) si Dios quiere, todo sale bien y la recuperación es buena y luego en la Vuelta a España, no cambia en nada", afirmó.

Recalcó que durante su vida como deportista ha estado en peores situaciones, con fracturas y se ha podido recuperar en un par de semanas.

"Esto la verdad que es la mano y una cortada. Siempre es mejor no tenerlo, pero dentro de lo que cabe es bastante llevadero, en la bicicleta no me va a afectar en nada, las piernas las tengo bien y ahora lo que queda es retomar los entrenamientos y que no la tengo aquí, pero si no, salgo en bici".

Chispas del oficio. Amador considera que este accidente es parte de la misma experiencia que va acumulando día a día como ciclista.

"Una más de las que ya han habido y de las que vendrán, hay que estar atentos, a veces los descuidos... Hay que ver para un lado y para otro, es donde realmente nos damos cuenta de los pequeños descuidos, a veces hasta un teléfono mismo cuando se va manejando, por eso la importancia de la responsabilidad vial, siempre hay que ir atentos".

Y añadió: "A veces por más que creamos que manejamos bien, los errores nos pueden costar caro y lo importante es darse cuenta. Lo que queda es seguir para adelante, recuperarse y ojalá que no vuelva a pasar nada más para lo que viene".

Como la lesión es solo cutánea, Amador tan solo tiene que cuidarse las heridas.

"He estado con antibióticos, hay que cuidar que no haya infección y siempre tengo que andarla (la herida) tapada por si llueve, pero con la bicicleta ya mañana mismo voy a estar con normalidad en los entrenamientos", finalizó.

Tras salir del hospital, el rutero pretendía llegar a la casa y subirse de una vez a la bicicleta estacionaria.

Etiquetado como: