"Voy a tratar de mantener y defender lo mío hasta donde pueda", afirmó el tico que marcha en el tercer lugar de la general de la "Corsa Rosa"

Por: Fanny Tayver Marín 25 mayo, 2015
Andrey Amador al llegar a la meta en Madonna di Campiglio, en la etapa 15 del Giro de Italia.
Andrey Amador al llegar a la meta en Madonna di Campiglio, en la etapa 15 del Giro de Italia.

Este lunes de descanso es lo que Andrey Amador necesitaba para afrontar a partir de mañana la semana más dura de un Giro de Italia en el que él marcha como el tercer mejor hombre de la clasificación general individual.

Amador está contento, sus sensaciones son buenas y lo que viene no es nuevo para él, ya que en todas las Vueltas Grandes anteriores, siempre le tocó sacrificarse.

"Nos queda muchísimo, miedo no tengo, yo creo que un poco de respeto, pero miedo no, hay que pensar en grande, todos podemos tener a veces un día complicado y yo me encuentro bien", afirmó Andrey Amador a través de Movistar Team.

Una vez más dijo que sabía que llegaba muy bien a la 'Corsa Rosa', pero tampoco esperaba que el resultado fuera más de lo que él pensaba.

"La verdad es que me veía en una línea un poquito más atrás, pero bueno, es y la verdad es que cada día ya me estoy sorprendiendo menos y contento de estar ahí, de poder estar luchando, un poco a mi ritmo, a lo que sé que puedo dar y contento con lo que he hecho".

Sobre lo que fue la etapa de alta montaña de ayer, en la que él respondió y tan solo cedió 42 segundos, confesó que lo que le preocupaba era el penúltimo puerto.

"Era el más exigente que había, pero estaba bien de piernas, lo hice bien y al final éramos un grupo de siete corredores y ahí ya todos van al 100%, ahí nadie se está guardando nada y por más bien que vayas, siempre se va a pagar. Queda muchísimo, un día como mañana es complicado", citó.

Otra prueba de fuego. La etapa 16 del Giro comprende 177 kilómetros entre Pinzolo y Aprica, escalando Campo Carlo Magno (de segunda categoría), Passo del Tonale (de segunda categoría), Passo del Mortirolo (de primera categoría) y la meta será en un puerto de tercera. Esta jornada iniciará a las 3:55 a. m. (hora de Costa Rica).

Para los seis días de carrera que vienen, Andrey Amador sabe que toda Costa Rica también pedalea junto a él.

Y por eso mismo afirma: "Voy a tratar de mantener y defender lo mío hasta donde pueda".

"Nos queda muchísimo y ha sido un Giro bastante exigente como, nunca me había encontrado en esta situación, de verme peleando de cara a la general. Estoy muy contento, orgulloso de ver hasta dónde he podido llegar y estoy satisfecho con el esfuerzo que he dado hasta el momento".

En cuanto al papel de sus coequiperos, Amador apuntó: "Más que compañeros somos como una familia, amigos y la verdad que es un gusto, siempre se aporta lo que se puede y están ahí. Yo creo que hay que seguir igual, el mismo camino, ya se buscó una etapa, hay que seguir buscando más y estamos en una bonita posición y estamos contentos".

Mensaje a Costa Rica. Andrey Amador recibe mensajes de motivación justo cuando más los necesita.

"No les puedo responder a todos, pero totalmente agradecido por el apoyo que me han dado, por cómo se han volcado conmigo y muy agradecido de toda la ayuda que me han dado, el apoyo y dedicarles lo poco que conseguido a los que siempre están apoyando", aseguró el mejor ciclista de todos los tiempos de Costa Rica.