El tico aparece de 21 en la general a solo 25 segundos del nuevo líder Daryl Impey

Por: Juan José Herrera Ch. 5 julio, 2013

ETAPA 8, SÁBADO 6 DE JULIO
ETAPA 8, SÁBADO 6 DE JULIO

La media montaña reaparece hoy en el Tour de Francia y con ella inicia el paso por el terreno que mejor le sienta a Andrey Amador, el representante tico en la edición 100 de la prestigiosa ronda gala.

La primera semana de la prueba dejó al costarricense 21 de la general a solo 25 segundos de la cima, una distancia insignificante si se toma en cuenta que la mayoría de los nombres que marchan al frente posiblemente se perderán en la tabla con el debut de la alta montaña el próximo sábado.

Por eso, más que la escasa distancia en la general lo importante de Amador hasta el momento es haber logrado salvar el físico, primero en la quebrada Córcega y ahora en el terreno llano, en dos apuradas etapas que se llenaron de nerviosismo y caídas.

Los cinco segundos que perdió el tico en la sexta etapa del jueves son poca cosa en manos de velocistas, por ahora los dueños de la clasificación individual.

Igual que el miércoles, los rematadores de cada equipo buscaron un poco de gloria en la llegada a Montpellier, que coronó a André Greipel (Lotto) en el sprint y vistió de amarillo al histórico Daryl Impey (Orica), el sudafricano que por primera vez puso a África en el radar de las victorias de etapa.

Amador, 60 del día metido entre el lote perseguidor, pasó sin complicaciones la meta, pero aunque la suerte hubiera sido otra el hombre del Movistar Team tiene claro su papel en la prueba.

Andrey Amador tuvo tuvo un paso por el rodillo luego de la llegada el jueves a Montpellier. El costarricense escaló una posición más en la general, aunque ya dejó claro que su lucha no va por ahí. | MOVISTAR TEAM PARA LA NACIÓN
Andrey Amador tuvo tuvo un paso por el rodillo luego de la llegada el jueves a Montpellier. El costarricense escaló una posición más en la general, aunque ya dejó claro que su lucha no va por ahí. | MOVISTAR TEAM PARA LA NACIÓN

Objetivos. Amén de lo que pueda traer la carretera, la función de Andrey Amador será la de resguardar las opciones que Alejandro Valverde tiene en el podio, pero aún si el español falla, posiblemente el relevo le llegará a Nairo Quintana, un debutante que los telefónicos llevan en caso de cualquier emergencia.

Por eso, aunque la ilusión de ver al costarricense escalando en la tabla o resguardando distancias arriba se grande, el país tiene que estar listo para verlo renunciar a una fuga en caso de que su jefe de filas esté en apuros, de ahí que su valía en la prueba no se mida en segundos.

Pero aún con esa condicionante, la lucha por una etapa sigue presente en los pedales de Amador, que podría buscar esa oportunidad este fin de semana si las sensaciones están y el permiso llega.

Precisamente hoy la fracción entre Montpellier y Albi será la última de transición antes de que lleguen los Pirineos.

Si bien la etapa, que gastará otros 205,5 kilómetros, presenta alguna varios puertos importantes, el terreno se presta para una eventual llegada masiva, algo que sin duda ya no se verá el sábado.

Etiquetado como: