El nacional logró el noveno mejor tiempo de la contrarreloj individidual final

Por: Fanny Tayver Marín 18 marzo, 2015
Andrey Amador y sus compañeros festejaron en grande, pues se coronaron como los “Reyes de los Mares”. | LUIS BARBOSA, LASBIELAS.COM
Andrey Amador y sus compañeros festejaron en grande, pues se coronaron como los “Reyes de los Mares”. | LUIS BARBOSA, LASBIELAS.COM

Andrey Amador no cambia por nada la satisfacción que siente cada vez que aporta pedalazos para una victoria en su equipo.

Después de un trabajo muy esmerado, de ejercer su función de gregario, de batallar entre la nieve y de ser la mano derecha de su amigo Nairo Quintana, el tico festeja el título del cafetero como si fuera propio .

El monarca del Giro de Italia ayer se proclamó campeón de la edición cincuentenaria de la Tirreno Adriático y Andrey Amador está más que feliz.

“Nos sentimos muy contentos, todo salió muy bien y en días como estos todo vale la pena, porque ganamos la general con Nairo y hay otro plus importantísimo, ya que en Movistar Team también salimos campeones por equipos, entonces de verdad es para estar contentos”, manifestó Andrey Amador.

El día del tico fue redondo porque antes de festejar el triunfo de Quintana y la victoria de su escuadra en la clasificación por equipos, Amador tuvo otra alegría en la etapa final.

La Tirreno Adriático finalizó con una contrarreloj individual (CRI) de 10 kilómetros en San Benedetto del Tronto y el ídolo de los pedales ticos terminó la jornada dentro del top ten .

Como todo un maestro en la especialidad, Fabián Cancellara (Trek) se dejó el triunfo en la cronometrada, con un tiempo de 11:23 y Andrey Amador estableció la novena mejor marca de la etapa, a 25 segundos del suizo.

“Eso también es importante, la verdad que para mí, este resultado en la crono está muy bien y al final estar entre los primeros diez siempre es motivante para lo que viene”, apuntó el nacional.

En la general la expectativa estaba en el desenvolvimiento que tuviera Nairo Quintana y el boyacense logró defenderse.

El escarabajo cerró la crono en el puesto 55, con 12:18 y a 55 segundos de Cancellara, más que suficiente para conservar su puesto número uno en la clasificación general de la Tirreno Adriático.

Tras ser parte de los festejos con todo merecimiento, el tico Andrey Amador regresará a su casa en Barcelona y seguirá entrenando, porque se acercan las clásicas belgas, en las que buscará una victoria personal.