Amador optó por ir al frente del grupo, se salvó de las caídas y se sintió mucho mejor

Por: Fanny Tayver Marín 12 febrero, 2015
El tico Andrey Amador (izq) iba al frente del grupo del líder Niki Terpstra y lo siguen sus compañeros Alejandro Valverde e Imanol Erviti. | EFE
El tico Andrey Amador (izq) iba al frente del grupo del líder Niki Terpstra y lo siguen sus compañeros Alejandro Valverde e Imanol Erviti. | EFE

Andrey Amador al fin sonrió en el Tour de Catar. Después de tres días de congojas, apuros y de no sentirse cómodo, ayer logró correr como a él le gusta.

El rutero nacional se acomodó mejor dentro del pelotón y acertó en la decisión de pedalear al frente del grupo para protegerse de los efectos del viento, lo cual le ayudó a subir ocho posiciones en la clasificación general de la ronda catarí.

“Fue un día relativamente tranquilo. Estuvimos atentos, pero normal; optamos por irnos adelante para evitar contratiempos”, comentó Andrey Amador mientras se recuperaba de la fracción de 165 kilómetros entre las localidades de Al Thakhira y Mesaieed.

Al ir al frente, los azules de Movistar Team tenían menos probabilidades de irse al piso en una jornada que estuvo llena de caídas, como las sufridas por el belga Tom Boonen (Etixx Quick Step) y el británico Bradley Wiggins (SKY).

La mayoría de equipos se preocupó por llevar bien ubicados a sus sprinters , de ahí que José Joaquín Rojas fuera el mejor hombre de la escuadra telefónica, quien tuvo que conformarse con la novena plaza, a pesar de que cronometró 4:15:57, al igual que Alexander Kristoff (Katusha), ganador de la válida.

Alejandro Valverde y Andrey Amador llegaron juntos a la meta, con diferencia de 5 segundos.

Por primera vez en lo que va de la prueba no hubo cambio de líder. El holandés Niki Terpstra (Etixx Quick) sigue vestido de amarillo, con un tiempo acumulado de 12:09:44 y Andrey Amador marcha en la casilla 80, a 11:03.

Hoy se correrá la penúltima etapa con un trazado de 153 kilómetros entre Al Zubarah Fort y Madinat Al Shamal.

La carrera concluirá mañana con 113 kilómetros en Doha.