Como Josué González y Gregory Brenes están en recuperación, y Joseph Chavarría no tiene visa, una de las posibilidades es que no se use una plaza en el pelotón de la cita planetaria

Por: Fanny Tayver Marín 10 septiembre, 2015
Andrey Amador al llegar a la meta en la etapa 18 de la Vuelta a España.
Andrey Amador al llegar a la meta en la etapa 18 de la Vuelta a España.

Después de que corrió la etapa 18 de la Vuelta a España y que subió al podio junto a Nairo Quintana e Imanol Erviti, el ciclista costarricense Andrey Amador conversó con La Nación y dio su opinión sobre lo que es mejor para la Selección Nacional, de cara a la prueba de fondo en el Mundial de Ruta, que será el 27 de setiembre en Richmond, Virginia, Estados Unidos.

Para esta cita planetaria, Costa Rica puede alinear en el pelotón a tres corredores élite, un derecho que se ganó gracias a la posición de Andrey en el ranquin mundial de la Unión Ciclista Internacional (UCI), pero existe una posibilidad muy alta de que al final, solo compitan Amador y Juan Carlos Rojas.

"Ojalá vean que lo mejor es que vayamos tres, los cupos están y es importante aprovecharlos. Ir a un Mundial es experiencia, es una forma de crecer y se pueden hacer mejor las cosas", manifestó Andrey Amador.

Según el corredor, que ya acumula siete temporadas en el ciclismo profesional, para una prueba como un Mundial siempre van a tener ventaja los países que tengan a más ciclistas en el pelotón y el trabajo de todos se agradece, porque se va a un reto que supera los 250 kilómetros.

"Al final yo sé que es difícil y es mucho más complicado si no tienen la visa y no sé en qué estado se encuentran los demás corredores, pero si es mejor que vayamos tres", expresó Amador.

Decisión pendiente. La Federación Costarricense de Ciclismo (Fecoci), el seleccionador nacional Alexánder Sandoval y el Comité Olímpico Nacional (CON) definirán el domingo si se envía a un tercer hombre a la cita mundialista, o si no se hace uso de una plaza.

Josué González en la subida a Ituango, durante la etapa 11 de la Vuelta a Colombia.
Josué González en la subida a Ituango, durante la etapa 11 de la Vuelta a Colombia.

Eso porque Josué González tuvo que renunciar a la Tricolor, al presentar un cuadro de fatiga crónica.

Al detectársele ese problema de salud, el médico lo mandó a descansar, pues acumula un gran trajín de kilómetros, acarreado porque él siguió activo tras la Vuelta a Costa Rica, debido a su convocatoria a la Selección Nacional.

González no tuvo descanso, pero su esfuerzo valió la pena, porque le dio al país la clasificación para los Juegos Olímpicos Río 2016; mientras que Gregory Brenes se recupera de un desgarro en el isquiotibial y una cirugía pequeña en la ingle, tras la fuerte caída que sufrió en el Tour de Utah.

"Es una lástima que no pueda estar Josué en el Mundial, pero primero está la salud por delante de todo", dijo Andrey Amador.

Según Amador, sería una pena desperdiciar una de las tres plazas que se tienen y que él mismo ganó, prácticamente con todos los puntos que sumó en el pasado Giro de Italia, donde el tico terminó en el cuarto lugar de la clasificación general.

"Los Mundiales siempre son circuitos y con subidas cortas pero duras, que seleccionan la carrera", citó Andrey, quien agregó que independientemente de si van dos o tres corredores, también se contemple llevar a un masajista, porque es indispensable.