Andrey Amador ya tuvo su día de gloria al vestirse de rosa, un logro que aún no disfrutan grandes pedalistas, como su compañero Alejandro Valverde.

Por: Antonio Alfaro 23 mayo, 2016
Andrey Amador disfruta su gran momento como líder del Giro.
Andrey Amador disfruta su gran momento como líder del Giro.

1. Adiós al liderato. Para disfrutar el resto del Giro, todo seguidor de Amador debe comprender que la camiseta rosa no volverá al tico, en esta edición. El Giro ya cayó en manos de los escaladores. Andrey escala bien, sin perder la cordura ni el coraje, pero cuando Kruijswijk, Chaves, Nibali y Valverde cambian de ritmo en la alta montaña, Amador no logra seguir a su rueda. No es su especialidad, aunque año a año parece estar más cerca. A 5:27 del líder, con dos etapas de salvajes ascensos por delante (viernes y sábado), obligado a trabajar para su capo, Alejandro Valverde, el costarricense será un héroe si logra no perder más tiempo.

2. Esfuerzo titánico. Andrey Amador lo dio todo por vestirse de rosa. Lo intentó en tres etapas consecutivas. Incluso, peleó el sprint en una de ellas, luego de haber quedado rezagado, recuperarse y atacar. Si se añaden sus diezmadas condiciones por un resfrío, tenemos a un Andrey que ya no está al 100% de sus condiciones. Apostó todo por vestirse de rosa.

3. La guerra del top ten. El tico tendrá una gran lucha por mantenerse en el top ten y de ser posible mejorar posiciones. Está a 47 segundos del sexto lugar y a 49 del quinto. Zacarín y Majka son buenos escaladores, pero Andrey Amador tiene condiciones para pensar en darles pelea. El cuarto lugar, Alejandro Valverde, está bastante más lejos, a 1:58, pero Andrey –aunque pudiera– intentará estar siempre disponible para el mejor ubicado de los Movistar.

4. Amenazas. Hay dos hombres que tienen entre ceja y ceja meterse en el top ten. Así se los exije su nombre: Pozzovivo y Urán son 11 y 12 de la clasificación general, a 2:45 y 2:52 de Andrey Amador. Amparados en sus buenas condiciones para escalar, esperan dar el salto a los diez primeros lugares. Sin embargo, no se han mostrado en su mejor nivel: Pozzovivo hizo el mismo tiempo de Amador en la cronoescalada y Urán terminó mucho más atrás, a más de un minuto del costarricense. En todo caso, si van a sacar a gente del top ten, Amador no es el primer candidato a abandonarlo.

5. Ataques sin piedad. Con Kruijswijk de líder, Chaves a 2:12, Nibali a 2:51 y Valverde a 3:29, los ataques están garantizados. Amador tendrá la misión de ayudar hasta donde sea posible para que su líder tenga fuerzas a la hora de la verdad. Al tico lo veremos más de una vez en medio de las grandes peleas.