Alexánder Alemán Sánchez triunfó en la segunda etapa de la tradicional prueba

Por: Juan José Herrera Ch. 25 mayo, 2014

Tamarindo. Alexánder Alemán Sánchez se convirtió en el inesperado ganador de la segunda etapa del Guanaride, la fracción más larga y difícil de las tres que conforman el reto por la costa pacífica.

La figura del equipo Specialized - Costa Rica remató con éxito un día donde siempre figuró primero como el compañero de Henry Raabe en la fuga inicial y luego como el mejor de un apretado embalaje a la llegada a Playa Langosta.

Rónald Araya (4) del equipo Positivos sigue siendo la gran sorpresa del Guanaride. Es cuarto general. | MANUEL VEGA
Rónald Araya (4) del equipo Positivos sigue siendo la gran sorpresa del Guanaride. Es cuarto general. | MANUEL VEGA

Sánchez coronó una fracción donde el fuerte sol y el calor se conjugaron con los 102 kilómetros de recorrido y un trayecto demasiado técnico, ingredientes todos que la convertían en la etapa reina de esta undécima edición del Guanaride.

A un pronunciado ascenso en el camino hacia Playa Conchal se unía también un difícil paso por la arena, inmejorable previo para la llegada a Las Catalinas, un conjunto de senderos donde el pelotón terminó por cazar a los escapados.

Eran 12 kilómetros de exigencia que redujeron el grupo de fugados a solo nueve hombres, incluido el líder general Federico Ramírez y todo el grueso de Constructora ARPO, el equipo de bandera tica pero ilusión extranjera que desde el primer día amenaza con sacar la apetecida corona de nuestro país.

Al final, Sánchez se llevó la etapa en el embalaje pero no logró recortarle tiempo a la cima, que sí o sí se decidirá en la etapa de hoy.

Hoy habrá campeón. Al final de los 47 kilómetros del circuito de hoy por Tamarindo, el Guanaride bajará el telón del 2014 y coronará un nuevo campeón, en un cierre que se vislumbra demasiado ajustado.

Lico Ramírez lega con la camiseta de líder pero sin ninguna protección de segundos, pues hay otras cinco figuras que lo persiguen con el mismo tiempo.

Los favoritos se fajaron en el ascenso luego de Las Catalinas. Lico Ramírez (11) resguardó la cima con una alta dosis de esfuerzo. | MANUEL VEGA
Los favoritos se fajaron en el ascenso luego de Las Catalinas. Lico Ramírez (11) resguardó la cima con una alta dosis de esfuerzo. | MANUEL VEGA

De hecho, ARPO tiene a tres de sus figuras en esa lista, con el único pero de que en carretera ya se probó que los equipos ticos buscan anularlos a toda costa.

“Antes era uno de nosotros contra un equipo de ellos, ahora somos cuatro pero contra como 15... Al final sabíamos que iba a ser así, por eso vamos a seguir buscando ese podio final”, aseguró el colombiano Hector Riveros.

Con la misma ambición aparece el Coopenae-Movistar-Economy, el cojunto que aún mantiene en el lote de líderes a Jonathan Carballo, nada menos que el campeón defensor del Guanaride.

“Lo de mañana va a estar difícil, peligroso, pueden haber caídas al ir tan cerca con otros colegas, el circuito es técnico... Todavía hay opciones de repetir el campeonato y mientras estén lo vamos a intentar, ya no hay más que guardarse.

“Está claro que que tener cuidado con los colombianos, porque ellos están muy parecidos, van a querer definir y nosotros estar atentos para que no se nos escapen”, aseguró Carballo.

Sin embargo, la última palabra la podría tener Lico, pues con un trayecto tan corto y rápido al final su tercera corona bien podría depender de sí mismo, con el plus de que a su lado tiene a un escudero de entrega como Erick Soto.

“Queda un día muy duro, si hoy recibimos ataques mañana van a ser el doble y el desgaste de fue fuerte, vamos a esperar qué trae mañana. He tenido que echar mano de la experiencia. Lo de Erick ha sido un apoyo total”, apuntó Lico.