El madrileño aseguró que la contrarreloj fue muy "dura", sobre todo por el calor

 4 julio, 2015
Alberto Contador cruza la línea de meta de la contrarreloj individual.
Alberto Contador cruza la línea de meta de la contrarreloj individual.

Utrecht, Holanda

Alberto Contador (Tinkoff) señaló, tras su estreno en el Tour de Francia, que le hubiera gustado estar delante de la mayoría de rivales y que a pesar de no haber tenido buenas sensaciones las diferencias son mínimas.

"Me hubiera gustado estar delante de ellos, al menos de la mayoría, pero las diferencias han sido pequeñas y todo ha quedado bastante parejo. Las sensaciones no han sido buenas y cuando me dijeron el tiempo de los demás no me desanimé porque estamos todos igualados", explicó.

El ciclista madrileño explicó el desarrollo de la contrarreloj de 13,8 kilómetros que inauguró en Utrecht el Tour 2015.

"Ha sido una crono dura, sobre todo por el calor, muy explosivo. Llevaba el pulso alto y decidí regular para no perder mucho tiempo".

Respecto a la etapa de este domingo Contador mostró precaución, ya que la primera semana del Tour siempre "es peligrosa".

"Veremos que pasa porque dan lluvia y esas etapas no son fáciles. Si hay agua habrá que estar muy atentos. Evitar caídas ya sería una victoria", concluyó.

Alberto Contador perdió 8 segundos respecto al británico Chris Froome y 15 sobre el italiano Vincenzo Nibali.