El ciclista español asegura que el reto de este año no es imposible

 30 marzo, 2015

Zaragoza

El ciclista Alberto Contador señaló este lunes en Zaragoza que el reto que se ha marcado para esta temporada, que es conseguir la victoria tanto en el Giro de Italia como en el Tour de Francia, es "realmente difícil".

"Lleva sin conseguirse casi veinte años y el último que lo logró fue Marco Pantani. Mi objetivo es prepararme lo mejor posible para luchar por la victoria y luego ya veremos qué podemos hacer", destacó.

Contador realizó estas declaraciones en el marco de la presentación de "Pedaladas Solidarias", una acción organizada por la cadena de restauración italiana "La Mafia se sienta a la Mesa" dentro de su decimoquinto aniversario.

Esta acción, entre otras que realiza la firma, con fines solidarios, destinará los fondos recogidos de la misma a la Fundación Alberto Contador, para impulsar el uso de la bicicleta y ayudar en la lucha e investigación que realiza la fundación contra el ictus (trastorno brusco de la circulación cerebral).

Contador dijo que cuando se habla de Giro y Tour parece que fuera algo sencillo cuando es algo muy difícil.

"Muchísima gente lo cree imposible y yo creo que no lo es. Lo voy a intentar porque creo que las cosas son imposibles hasta que alguien las consigue y ese es mi desafío para este año" subrayó.

Alberto Contador es acorralado por la afición previo a la última etapa de la Vuelta a Cataluña, celebrada el domingo.
Alberto Contador es acorralado por la afición previo a la última etapa de la Vuelta a Cataluña, celebrada el domingo.

El corredor español reveló que ha "hipotecado" el principio de temporada estando a un nivel de preparación más retrasado pensando en poder llegar al cien por cien a la primera de esas citas, el Giro.

"Creo que todo va muy bien y espero que dentro de cuarenta días, que es cuando estaré en el Giro, las piernas estén a la altura que quiero", añadió.

El ciclista analizó que la recuperación entre Giro y Tour es solo de 33 días y que puede parecer mucho pero que él considera que no es así.

"Es poco para recuperarse tanto física como psicológicamente de un esfuerzo como una carrera de tres semanas como el Giro y veremos en qué condiciones puedo llegar al Tour", analizó.

La Vuelta a España no entra dentro de los planes del corredor del Tinkoff-Saxo en esta temporada "salvo que tuviera algún percance en el Tour que me llevara de rebote a la Vuelta".

Con respecto a la salida del equipo del director deportivo, Bjarne Riis, indicó que no tiene mucha más información que la que publican los medios de comunicación: "se ve que han llegado a un acuerdo para rescindir el contrato pero no sé exactamente de qué manera ha sido".

Alberto Contador resaltó que Riis ha sido una persona que le ha aportado "muchísimo" y que lo ha apoyado en momentos "muy difíciles".

Sobre la caída sufrida en la penúltima etapa de la Vuelta a Cataluña aseguró que se encuentra "bastante magullado, con parches por todo el cuerpo y dolorido".

Para el español el rival que más está destacando en este inicio de temporada es el australiano Richie Porte, aunque cree que este hecho no cogió por sorpresa a nadie.

"En el mes de noviembre cuando todavía algunos no habíamos empezado a entrenarnos él ya estaba realmente fino. Lleva muchísimos kilómetros. Además, ya dijo que quería empezar muy fuerte este año y así lo está haciendo en todas las carreras en las que ha estado y así lo ha demostrado en la Volta a Cataluña", argumentó.