Cerca de 1.500 personas disfrutaron del Costa Rica RX Challenge en el Centro Kölbi

Por: Fiorella Masís 17 abril, 2016
1 k Los aficionados estuvieron muy pendientes durante las diferentes competencias de CrossFit que se realizaron ayer. 2 k La panameña Paola David durante uno de los ejercicios en la categoría élite femenina. 3 k El costarricense Álvaro Aguilar, de CrossFit Morpho, a punto de saltar. | ALONSO TENORIO
1 k Los aficionados estuvieron muy pendientes durante las diferentes competencias de CrossFit que se realizaron ayer. 2 k La panameña Paola David durante uno de los ejercicios en la categoría élite femenina. 3 k El costarricense Álvaro Aguilar, de CrossFit Morpho, a punto de saltar. | ALONSO TENORIO

El CrossFit conquista a los aficionados ticos día con día, y eso quedó demostrado este sábado en el Parque Viva, donde se realiza la tercera edición del Costa Rica RX Challenge.

Los seguidores de este deporte hicieron suyo el Centro Kölbi para disfrutar de las competencias y animar a los más de 300 “crossfiteros” que participaron ayer y que continúan este domingo desde las 8 a. m.

Cerca de 1.500 aficionados estuvieron durante el día para observar la alta disputa entre atletas costarricenses, guatemaltecos, peruanos, estadounidenses, mexicanos, panameños y hondureños, tanto en la rama masculina como femenina.

Poco después de las 11 a. m., las graderías destinadas para los simpatizantes se fueron llenando, hasta generar un ambiente digno de un evento deportivo de alto nivel, de una disciplina de alto impacto.

Cada grupo tenía su equipo o competidor favorito, pero la camaradería se percibía.

Cuando a un competidor le costaba un ejercicio o le faltaba poco para terminar, la emoción se apoderaba de muchos y con eso también crecía el apoyo.

“En las tres ediciones del evento hemos tenido muy buena asistencia; este año creció un poco más. Este crecimiento también se debe al aumento de gimnasios de CrossFit en el país; ahora hay más gente que se interesa en el evento y en este deporte”, acotó Álvaro Lachner, organizador del RX Challenge.

El actual campeón volvió, en parte, por el buen ambiente que experimentó.

“La pasé muy bien el año pasado. El evento es muy grande y el público es genial, se siente la vibra de la gente”, señaló el panameño Alain Davidson.

Pese a que para muchos el CrossFit es una moda, sus impulsores concuerdan en que se trata de algo más que eso.

“No es moda porque tiene más de 15 años en Estados Unidos. Aquí es más nuevo, apenas con cinco años desde que se abrieron los primeros gimnasios, entonces se percibe así, pero es una disciplina de entrenamiento y un deporte establecido”, dijo Lachner.

Para María Laura Meza, quien el año anterior fue la mejor tica de esta competición, el incremento también se nota en mujeres, aunque en ocasiones, a muchas les cuenta dar el salto del gimnasio a las competencias.

“Uno se prepara para esto, para venir y darlo todo y que el cuerpo responda a los meses de entrenamiento”, comentó Meza.