Los locales aprovecharon la localía para lograr el bicampeonato

Por: Diego Bosque 19 agosto, 2013

Limón El cuadro de Limón logró ayer el bicampeonato de fútbol playa, al vencer 6-3 al Deportivo Saprissa, en un juego animado por cientos de personas que se hicieron presentes en Playa Bonita.

Fue un gran partido, los dos equipos se fajaron y empaparon las camisetas.

Los caribeños llegaron a este juego con la ventaja del juego de ida, que tuvo un resultado de 2-3, en las instalaciones del Proyecto Gol, el domingo 4 de agosto.

Los locales dejaron claro, desde el pitazo inicial, que iban por el título al enviar remates peligrosos al arco defendido por el arquero de los tibaseños.

El trabajo de los locales dio frutos al minuto uno, cuando el lateral Gerald Mena logró el primer gol desde el punto de penal.

Sin embargo, un minuto más tarde Freddy Zúñiga igualó para Saprissa al aprovechar un rebote cerca del área limonense.

La paridad dio un impulso al equipo morado, pero Limón supo controlar el momento anímico del rival y volvió a irse adelante, gracias a una anotación de Jermain Cruikshank al minuto tres.

La primera parte concluyó con este marcador y con un claro dominio de los anfitriones.

Consolidación El segundo y tercer tiempo del compromiso sirvieron para que Limón afianzara el resultado y demostrara superioridad sobre el conjunto rival.

Con toques cortos y rápidos, el equipo dirigido por Ariel Castillo penetró el arco visitante para aumentar la ventaja con dos anotaciones más de Mena, Cruikshank y cerró la cuenta el delantero Francis Salmer.

Para Saprissa descontó Jordan Torres gracias a un cabezazo y Jeffry Chavarría con pierna derecha.

Satisfechos Los atletas del cuadro caribeño coincidieron en que durante todo el torneo demostraron ser el mejor equipo y que la unión de grupo fue un factor clave.

“En el partido nos lanzamos al ataque desde el inicio y supimos aprovechar las oportunidades, demostramos que merecíamos el resultado”, destacó Dani Johnson, volante limonense.

El mediocampista rescató que Saprissa tuvo mejor planificación, sin embargo eso no afectó.

Los caribeños no entrenan a diario y tampoco cuentan con las facilidades para practicar deporte.

Gerald Mena, anotador de tres tantos en la final, coincidió con el criterio de su compañero, al resaltar la unión del grupo.

“Durante la semana, estuvimos apoyando el uno al otro, nos enviamos mensajes de texto para motivarnos”, dijo Mena.

El atacante fue el autor de un gol vistoso que llegó de chilena al minutos tres del tercer tiempo.

“Yo vi donde venía el balón y pensé en que podía lograrlo, y lo intenté para ver si me salía. Gracias a Dios me salió. Agradezco al equipo porque luchamos y trabajamos muy duro para poder levantar el título otra vez”, dijo Mena.

El próximo reto del conjunto caribeño es el Torneo de La Raza, que se realizará en octubre en Playa Bonita, en Limón.

Etiquetado como: