30 julio
Sebastián Vettel lanza al aire el trofeo que lo acreditó como ganador del Gran Premio de Turquía. Lo acompañan Kimi Räikkönen (izquierda) y Valtteri Bottas.
Sebastián Vettel lanza al aire el trofeo que lo acreditó como ganador del Gran Premio de Turquía. Lo acompañan Kimi Räikkönen (izquierda) y Valtteri Bottas.

El alemán Sebastian Vettel (Ferrari) amplió su ventaja como líder del Mundial de Fórmula 1 al ganar este domingo el Gran Premio de Hungría, en el circuito de Hungaroring, por delante de su compañero finlandés Kimi Räikkönen, que sujetó al británico Lewis Hamilton (Mercedes), finalmente cuarto.

Completó el podio otro finlandés, Valtteri Bottas (Mercedes). Hamilton, segundo en la general del Mundial, se distancia 14 puntos de Vettel. Tras el parón por vacaciones, la próxima carrera será a finales de agosto en Bélgica.

Vettel, que sufrió problemas mecánicos, logró el 46º triunfo de su carrera, el segundo en Hungría: "No fue fácil, tras diez vueltas la dirección se iba para todos los lados".

"Mejoró al final, pero durante una gran parte de la carrera me centré en evitar las vibraciones para no dañar más el coche", añadió el alemán, que se baño en champán, tras el regreso del famoso vino espumoso a la Fórmula 1 luego de un año y medio de ausencia.

Vettel, que ha ganado 10 de sus 11 últimas carreras en las que partió desde la pole, debe agradecer este último triunfo a Räikkönen, que tenía mejor ritmo y que ejerció como guardaespaldas de su compañero ante la amenaza de Hamilton.

En ocasiones criticado por su falta de carisma o atenciones con los aficionados, vista su actuación de este domingo se entiende porqué Vettel quiere que continúe en Ferrari su compañero de 37 años.

"Ganamos en equipo, eso es lo más importante", dijo Iceman (Räikkönen), que llevó a ocho su récord de podios en Hungría.Tras la pequeña tormenta en Mónaco, donde consideró que tenía que haber logrado el triunfo, el campeón del mundo en 2007 parece determinado a ayudar a Vettel en la conquista del título de pilotos y a la Scuderia la corona de constructores.

Gran día para McLaren. También funciona la conexión entre los pilotos en Mercedes. Bottas había dejado pasar a Hamilton para que atacara a los Ferrari y el vigente subcampeón mundial le devolvió el gesto antes de la meta para que entrara en el podio.

El australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) tuvo que abandonar después de ser golpeado en la salida por su compañero holandés Max Verstappen, finalmente quinto tras haber recibido una penalización de diez segundos por este incidente.

Verstappen, conocido por su agresividad al volante, falló en la frenada de la primera curva y golpeó al australiano, que había dominado los entrenamientos del viernes.

"Creo que no le gusta cuando su compañero le pasa", criticó Ricciardo, calificando de "error de aficionado" la acción del holandés. "No hay excusas", añadió.

Red Bull deberá poner orden en la relación de sus pilotos, que aspiran a llegar a Ferrari, si finalmente sale Räikkönen.

Los dos McLaren-Honda del español Fernando Alonso, 6º, y del belga Stoffel Vandoorne, 10º, entraron en los puntos por primera vez esta temporada, marcada por los problemas para el equipo británico. Durante mucho tiempo en la lucha con su compatriota Alonso, que el sábado cumplió 36 años, Carlos Sainz Jr (Toro Rosso) finalizó sétimo.

El mexicano Sergio Pérez (Force India) y su compañero francés Esteban Ocon fueron octavo y noveno.

Etiquetado como: