Familia del expiloto pide respeto y privacidad a los medio de comunicación

 31 diciembre, 2013

Berlín

Un periodista intentó ingresar vestido de cura al hospital de Grenoble donde está Michael Schumacher.
Un periodista intentó ingresar vestido de cura al hospital de Grenoble donde está Michael Schumacher.

El entorno de Michael Schumacher insistió este martes en pedir respecto a la privacidad de la familia, tras interceptarse a un periodista disfrazado de cura que pretendía entrar en el hospital de Grenoble donde está ingresado.

La representante del siete veces campeón del mundo, Sabine Kehm, rogó de nuevo a los medios guardar las distancias, al tiempo que dejaba en el aire si decidirán denunciar al intruso.

La esposa de Schumacher, Corinna, sus dos hijos -Gina Maria y Mick- y el hermano el expiloto Ralf, son de las pocas personas que están autorizadas a permanecer en la quinta planta de la Clínica Universitaria de Grenoble, en la que se ha apostado un dispositivo de seguridad para impedir el acceso a intrusos.

Kehm afirmó que el accidente de Schumacher se produjo después de que éste abandonara la pista marcada para ayudar a un amigo que había sufrido una caída.

Fue entonces cuando cayó y se golpeó en la cabeza contra una roca en una zona de nieve blanca, fuera de las demarcaciones habilitadas para esquiar de la estación de Méribel.