Después de haberse repartido los triunfos en las dos primeras carreras de la temporada, y con Mercedes claramente como el equipo dominante de cara al Gran Premio de Bahréin este fin de semana, a estas alturas ya parece que ambos disputarán el título.

 3 abril, 2014
Nico Rosberg recibe la primera bandera de cuadros de la temporada de F-1. En 1985 su padre, Keke, ganó el primer GP que se hizo en Australia. | AFP
Nico Rosberg recibe la primera bandera de cuadros de la temporada de F-1. En 1985 su padre, Keke, ganó el primer GP que se hizo en Australia. | AFP

Los pilotos de Mercedes Lewis Hamilton y Nico Rosberg le bajaron el tono este jueves a lo que se percibe como una relación amistosa y pronosticaron que era inevitable un conflicto entre ellos en su lucha por el campeonato de pilotos de la Fórmula Uno.

Después de haberse repartido los triunfos en las dos primeras carreras de la temporada, y con Mercedes claramente como el equipo dominante de cara al Gran Premio de Bahréin este fin de semana, a estas alturas ya parece que ambos disputarán el título.

Aunque Hamilton y Rosberg se llevan mejor que muchos otros compañeros de equipo en la F1, ambos admitieron que es improbable que esa buena relación sobreviva a su inminente pelea por el título.

Rosberg señaló que inevitablemente habrá momentos difíciles, mientras que Hamilton dijo que él no contaría a Rosberg entre sus pocos amigos verdaderos.