Pilotos le dieron el visto bueno a primer carrera nocturna en el Circuito Sur, Alajuela

Por: José Luis Rodríguez C. 25 febrero, 2016

El sonido ensordecedor e inconfundible de un motor V8, multiplicado por siete, calentó la noche del jueves el Circuito Sur de Parque Viva al realizarse las prácticas de la segunda fecha del CTCC.

Este Campeonato de Carros de Turismo de Costa Rica (CTCC, por sus siglas en inglés) no solo vino a revivir el automovilismo tico, sino que sabe cómo mantener de pie, aún en las prácticas, a sus seguidores.

Desde las 4 p. m., cuando el sol aún asomaba, hasta las 9 p. m., cuando se apagó el último auto, hubo tres sesiones para que pilotos y mecánicos pusieron a punto cada uno de los siete vehículos que estuvo en la pista.

Por disposición de la organización del CTCC, este jueves fueron siete y este viernes tendrán oportunidad los ocho restantes de la parrilla.

Ayer practicaron: Ernesto Teto Rodríguez, al mando de un Ford Focus; Juan Carlos Alvarado (Suzuki Ciaz); Andrés Montalto y José Andrés Montalto (Toyota Corolla); Juan Ignacio Sansó y Daniel Muñiz (Hyundai Elantra); y Carlos Charlie Fonseca (Chrevrolet Cruze).

Al final y tras muchas detenciones en pits propias de encontrar el punto exacto en el seting (preparación), el más rápido fue el Chevrolet, con tiempo de 58,298, seguido de Juani Sansó, 58,388, y Alvarado, 58,393.

“La verdad es que me sentí muy bien. En la primera práctica terminamos de primeros, pero como tengo cero puntos –en el CTCC– lo que quiero es terminar la carrera pues necesito ganar puntos”, expresó Fonseca.

Otro que se mostró feliz fue Juan Carlos Alvarado, quien destacó que la iluminación del Circuito Sur está bien para correr.

“En la primera práctica me fue bastante bien, pero igual hemos sido rápidos”, dijo el de Suzuki.

Padre e hijo. De pie junto a los Toyota Corolla que conducen, Andrés Montalto y su hijo, José Andrés, dialogaban acerca de cómo estuvo el día.

“Todo es nuevo, la verdad que felicito a Parque Viva por la iluminación, está muy bien. En la última práctica pude soltarme y darle como tiene que ser”, comentó optimista Montalto hijo.

“Son 15 años de no correr en pista, así que me estoy acoplando, sobre todo en el frenaje, pero voy poco a poco”, señaló el padre.

“Correr de noche no me afecta, ya lo he hecho, solo espero poder mejorar de acá al sábado”, dijo.

También sonriente, pese a problemas del carro, estaba Muñiz.

“En la última práctica pude salir y sentí bien el auto”, indicó Muñiz, a quien le esperaba su esposa e hijas, sentadas en el pit .

Para mañana se esperan 7.000 personas en la noche del CTCC.