Piloto alemán tuvo que explicar a los comisarios porque no frenó cuando le mostraron banderas amarillas.

 30 junio, 2013
El piloto alemán Nico Rosberg celebra hoy domingo en el podio el haber ganado el Gran Premio Británico de Fórmula 1.
El piloto alemán Nico Rosberg celebra hoy domingo en el podio el haber ganado el Gran Premio Británico de Fórmula 1.

Silverstone, Reino Unido

La dirección del Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 dio este domingo una “reprimenda” al piloto alemán Nico Rosberg (de la escudería Mercedes), vencedor en el circuito de Silverstone, pero no lo sancionó, tras un incidente durante la carrera que podría haberle costado 20 segundos y por tanto el triunfo.

En un comunicado, los comisarios de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) indicaron haber convocado al piloto y a un representante de su equipo porque el flamante ganador “no frenó bajo el régimen de banderas amarillas, entre las curvas 3 y 5”, es decir poco después del ecuador de la carrera.

Tras escuchar las explicaciones sobre las razones por las que el piloto no frenó en ese tramo, y haber estudiado las fotografías telemétricas para examinar si esto no le había dado ventaja, la dirección de la carrera decidió hacer una simple advertencia a Rosberg, sin llegar a sancionarlo, anunció un portavoz de la FIA.

La decisión no tiene por tanto ninguna consecuencia en la clasificación de la carrera.

El alemán se impuso este domingo por apenas 765 milésimas de segundo al australiano Mark Webber (Red Bull).