McLaren informa en un comunicado oficial que Alonso comprendió y aceptó la recomendación médica

 3 marzo, 2015

Madrid

El español Fernando Alonso no correrá el primer Gran Premio de 2015, que se disputará en Melbourne (Australia) el próximo domingo, debido a las recomendaciones médicas tras el accidente sufrido en el circuito de Cataluña el pasado 22 de febrero.

Los últimos exámenes efectuados al piloto indican que está en perfectas condiciones, pero se le recomendó que es mejor no participar por los peligros que podría acarrear sufrir una nueva conmoción.

Fernando Alonso trasladado en helicóptero al Hospital General de Sant Cugat del Vallés, a las afueras de Barcelona, tras un accidente.
Fernando Alonso trasladado en helicóptero al Hospital General de Sant Cugat del Vallés, a las afueras de Barcelona, tras un accidente.

McLaren informa en un comunicado oficial que Alonso comprendió y aceptó la recomendación y que los pilotos que competirán en el Gran Premio de Australia serán el británico Jenson Button y el danés Kevin Magnussen.

"Después de haber completado una exhaustiva serie de pruebas y exploraciones -algunos de ellos tan recientes como ayer mismo por la tarde- los médicos del piloto de McLaren-Honda Fernando Alonso le han informado que lo encuentran asintomático de cualquier problema médico; que no ven ninguna evidencia en absoluto de cualquier daño; y que, por lo tanto, lo consideran completamente sano desde perspectivas neurológicas y cardíacas", señala el texto.

Sin embargo, le recomendaron que tras la conmoción cerebral sufrida "por el momento debe tratar de limitar en la medida de lo posible los factores de riesgo que podrían potencialmente resultar por sufrir otra conmoción tan pronto", apunta el escrito, en el que se precisa que este es un procedimiento médico normal en este tipo de cosas.

Por ello, para limitar los factores de riesgo, los médicos le aconsejaron que no compita en Australia, en la primera prueba del Mundial 2015, por lo que tendrá que esperar su reaparición con McLaren en el Mundial de Fórmula Uno.

Los médicos saben que el piloto español se siente en forma y que se sentía preparado para competir. De hecho ya ha reanudado los trabajos físicos, que le permitirán estar a punto para el Gran Premio de Malasia, que se disputará el 29 de marzo.

McLaren finaliza el texto mostrando su apoyo a la decisión de Alonso de respetar la recomendación de los médicos.