Por: José Luis Rodríguez C. 1 febrero, 2016

Con los autos fuera de competencia tras los golpes recibidos, Ernesto Teto Rodríguez, Felipe Vargas y Carlos Charlie Fonseca se quejaron de que en las dos primeras carreras del CTCC hubo más golpes de la cuenta.

“El choque fue muy evidente, la persona que lo causó (Andrés Solano; Great Wall) también fue muy evidente; no voy a decir nada, voy a esperar a ver qué hacen los comisarios, de acuerdo a eso sabré qué hacer en la próxima carrera”, expresó Fonseca, de Chevrolet.

La acción entre Fonseca y Solano se dio en la segunda carrera, cuando el primero defendía el segundo puesto en la recta principal, y ambos autos se tocaron, con la consecuencia de que el Chevrolet se salió.

Por su parte, Felipe Vargas, del equipo Ford, dijo estar molesto pues Javier Collado (Great Wall), según él, lo golpeó.

“Estoy muy desilusionado, tenía bastante controlada la carrera y me extraña de un piloto como Javier Collado, quien ha hecho esa curva un millón de veces más que yo, pues compite desde hace bastante. Él, sabiendo que me adelanté y forcé el frenaje, no podía pasar. Ese tipo de conductas en categorías como esta no se pueden dar; es muy costoso todo y uno hace un trabajo duro”, indicó.

El coequipero de Vargas, en Ford, Teto Rodríguez, le hizo segunda a los reclamos ante un golpe sufrido por parte de Juan Ignacio Sansó (Hyundai).

“Fui víctima de un inconsciente de la pista que se salió y se metió sin fijarse y me botó la trompa. Eso me quitó todo lo que había logrado adelantar”.

“Hubo mucho roce, cuando uno sabe que otro es más rápido tiene que ser caballeroso y dejar pasar al más rapido, yo lo hice en la primera carrera... acá hay que correr con la cabeza, no se trata de bloquear todos los espacios, y menos cuando se comete un error”, añadió Rodríguez.

Ante los reclamos, Carolina Camacho, directora deportiva del CTCC, señaló que se citó a los pilotos involucrados, observaron los videos y no hubo nada ilegal. “No hubo apelaciones por parte de ninguno”, dijo.