Por: Juan José Herrera Ch. 21 agosto, 2012

No es un secreto ni una excusa; sin embargo, no es normal que en las vísperas de un clásico se reconozca ventaja ante el duelo.

Eso hicieron los saprissistas ayer, conscientes de que tienen y tendrán muchísimo más tiempo de preparación y descanso antes del duelo ante una Liga cargada de minutos y preocupaciones.

El choque en Pérez Zeledón el domingo pasado y el de mañana ante el Tigres en Alajuela, están mucho más presentes en los erizos que la victoria morada ante Cartaginés el jueves anterior.

“Se da un poquito la ventaja por el factor físico, siempre se resiente un poco. Sin embargo, cuando uno se para en la cancha en un partido importante como el del sábado a uno en ese momento se le olvida todo, y la recuperación que tienen en esos tres días le alcanza para jugar ese partido”, afirmó César Elizondo.

Eso sí, los morados hicieron hincapié en que eso no debería influir en nada para el clásico.

“Ellos (los manudos) tienen dos partidos difíciles pero se han preparado físicamente, no debería ser obstáculo. El hecho de descansar es importante claro, pero aquí los equipos siempre se preparan para esas cosas”, afirmó Víctor Bolívar.

“Es cierto, tienen partidos importantes, pero todos los van a llevar con la misma importancia, y a como les tocó a ellos nos pudo tocar a nosotros”, aseveró, a su vez, el delantero César Elizondo.