24 septiembre, 2013
 David Ortiz (derecha), de los Medias Rojas de Boston, celebra con sus compañeros el jonrón que pegó el pasado domingo, ante los Azulejos. | AFP
David Ortiz (derecha), de los Medias Rojas de Boston, celebra con sus compañeros el jonrón que pegó el pasado domingo, ante los Azulejos. | AFP

BOSTON. AP. Los Medias Rojas de Boston están a casi dos semanas de disputar su primer juego de los play-off. Es tiempo suficiente para hacer ajustes en la rotación de lanzadores y para que se recuperen los jugadores que vienen arrastrando dolencias.

Pero los peloteros de Boston no quieren dejar de ganar.

“Queremos todavía jugar buen béisbol”, afirmó el manager John Farrell, luego del último partido de locales en la campaña, cuando se le preguntó cuáles eran sus metas de la semana.

“No consideramos que podemos respirar tranquilos después de ganar la división (...). Hay que seguir y jugar bien”, agregó.

Los Medias Rojas se embolsaron el boleto a la postemporada el jueves y conquistaron el banderín de la División Este de la Liga Americana la noche siguiente; sin embargo, tienen todavía alicientes en los últimos cinco compromisos de la temporada Regular.

Su meta principal sería conseguir la mejor foja de la Liga Americana, un premio que los llevará a enfrentar en los play-off al ganador del duelo de comodines.

Ayer, los Medias Rojas tenían una ventaja de juego y medio sobre Oakland, el campeón de la División Oeste, y una de tres y medio respecto de Detroit, que lidera la Central.

“De verdad queremos tener el mejor récord; queremos eso por todo lo que significa para los play-off “, aseguró Daniel Nava.

Se espera que Boston tenga a Lester, Lackey y Buchholz para los primeros tres encuentros de octubre, sin necesidad de que tomen menos descanso del que disfrutarían en la temporada regular.

“Tenemos cuatro días libres al final de la temporada, así que para nosotros es importante jugar. Los jugadores necesitan seguir con el ritmo”, apuntó el receptor Jarrod Saltalamacchia.

Etiquetado como: