Por: Manuel Herrera 18 febrero, 2013

Paso Canoas. Si Namú no se vuelve y se topa de frente con la llama de la antorcha centroamericana, probablemente el cuerpo de bomberos presente en los actos protocolarios de ayer hubiera tenido trabajo qué hacer.

La oreja izquierda de la mascota oficial de los Juegos de San José casi arde mientras el felino bailaba parte del tema de las justas.

Ese detalle no solo desencadenó el estrés entre los asistentes a la ceremonia, sino que provocó la risa entre las autoridades costarricenses, encabezadas por la mandataria Laura Chinchilla y el alcalde josefino y presidente de los Juegos, Johnny Araya Monge.

Fue uno de los momentos álgidos de la velada, como cuando la niña Elly Santamaría, quien interpretó el tema oficial de los Juegos, al finalizar su participación bajó del escenario, saludó a la presidenta Chinchilla y entregó una carta al ministro panameño, José Mulino.

Previo a la llegada de la mandataria costarricense, las instalaciones de la escuela fueron olfateadas por perros de la Unidad Canina de la Fuerza Pública de Ciudad Neily.

Al momento de encender la tea costarricense, Chinchilla tomó la mano de Johnny Araya y la puso sobre la antorcha para tomar el fuego olímpico en conjunto e izar la tea encendida de San José 2013.