Cataríes cambiaron la política del club y pretenden vender a varios futbolistas.

 7 marzo, 2013

Málaga, España (AP). Martín Demichelis, zaguero argentino del Málaga, criticó la decisión de los dueños cataríes del club de vender a valiosos jugadores esta temporada, diciendo que ha creado “una sensación de incertidumbre” en el equipo, enfrascado en su primera campaña en la Liga de Campeones.

Demichelis dijo hoy que fue una mala señal cuando el club transfirió al zaguero Nacho Monreal a Arsenal en enero, y añadió que teme que el delantero Francisco Isco Alarcón sea el próximo.

El inversionista catarí Sheik Abdullah Bin Nasser Al-Thani se gastó 120 millones de euros ($158 millones) para fortalecer el equipo en el 2011, pero esta campaña revirtió radicalmente la estrategia y ha vendido a varios jugadores claves, incluyendo el mediocampista Santi Cazorla y el delantero José Rondón.

Málaga enfrenta un decisivo partido en la Liga de Campeones contra Porto en octavos de final el próximo miércoles, luego de perder 1-0 el encuentro de ida.

Etiquetado como: