Por: José Luis Rodríguez C. 20 abril, 2012

Luego de la derrota por 7-0 que sufrió Limón la noche del jueves en su visita a Belén, el cuerpo técnico, personal administrativo y jugadores se encuentran aislados con tal de analizar el mal momento del club.

La encerrona del equipo se dio hoy a partir de las 5 p. m. en el estadio Juan Gobán, y fue en lugar del entrenamiento vespertino.

Según Martín Montoya, encargado de prensa de Limón, el equipo se encuentra bastante triste por el mal momento que vive, y por la deblace contra los belenitas.

Los caribeños no han sumado una sola victoria en sus últimos 13 encuentros, siete como locales. La angustia que embarga al conjunto verdiblanco fue latente ante el hecho de que ninguno de los futbolistas quiso dar declaraciones.

Etiquetado como: