Ningún jugador se ha consolidado en Inglaterra desde que Paulo Wanchope dejó ese país

Por: Kenneth Meléndez 31 agosto, 2016
Paulo Wanchope, Mauricio Solís y Joel Campbell son tres de los seis ticos que han militado en la Premier League.
Paulo Wanchope, Mauricio Solís y Joel Campbell son tres de los seis ticos que han militado en la Premier League.

La técnica de los futbolistas costarricenses ha sido insuficiente para forjarse una carrera en la Premier League de Inglaterra.

Desde que Paulo Wanchope dejara el Manchester City en el 2004, ningún jugador tico se ha logrado establecer como titular en uno de los equipos. De hecho, el único que se mantiene en ese país es Bryan Oviedo, quien no goza de mucha regularidad.

Ni Mauricio Solís con el Derby County en 1997, ni Joel Campbell con el Arsenal, Bryan Ruiz con el Fulham ni Christian Gamboa con el West Bromwich lograron consolidarse en sus clubes y más bien tuvieron un paso, en algunos casos, efímero.

Bryan Oviedo, Bryan Ruiz y Christian Gamboa son tres de los seis ticos que han militado en la Premier League.
Bryan Oviedo, Bryan Ruiz y Christian Gamboa son tres de los seis ticos que han militado en la Premier League.

¿Pero a qué se debe que nuestros jugadores no se consoliden en Inglaterra como sí lo han hecho en otros países?

Dos técnicos consultados consideran que si bien los ticos que han ido a la Premier League sobresalen por su calidad técnica, esta no es suficiente, ya que en Inglaterra hay factores a tomar en cuenta como la potencia, la competitividad, la intensidad y el manejo táctico.

"A Paulo Wanchope le fue bien, tenía una gran zancada y podría adaptarse rápidamente a las demandas físicas de este juego. Siento que a algunos jugadores muy técnicos les ha costado por esa intensidad física, tienen que tomar decisiones bajo presión y bajo la rapidez que demandan las situaciones", afirmó Johnny Chaves, entrenador del Santos de Guápiles.

Por su parte, el costarricense Henry Duarte, seleccionador nacional de Nicaragua, cree que uno de los factores que más complican a los ticos es el desenvolvimiento táctico, ya que en el fútbol inglés hay poco espacio para trabajar este aspecto y los equipos esperan que los jugadores ya manejen muy bien todos los conceptos del juego.

"Los equipos difícilmente trabajan mucho tácticamente, sino que compran un jugador que ya se conduce por sí mismo en la cancha, pues el trabajo táctico en el entrenamiento no es tan fuerte pero sí en los partidos, ellos exigen mucho tácticamente al jugador pero entrenan poco a ese nivel", explicó Duarte.

Ambos entrenadores coinciden en que la intensidad también pueden pasarle factura a nuestros legionarios, ya que además de la velocidad y potencia que se necesita en los partidos, en Inglaterra no se para, el calendario es amplio en partidos de Liga, de Copa de la Liga, la Copa FA y en algunos casos, torneos europeos.

"El segundo factor que creo que nos afecta mucho es la exigencia. La intensidad es muy alta, el jugador tiene que jugar a grandes ritmos, con mucha dinámica y para eso no solo debes tener la velocidad sino también la potencia física, la estructura que te permita estar constantemente en movimiento y a mucha intensidad", agregó Duarte.

Johnny Chaves puso como ejemplo el caso de Joel Campbell, que no ha logrado consolidarse en el Arsenal, por lo cual la semana anterior fue cedido a préstamo al Sporting de Portugal, donde comparte camerino con Bryan Ruiz.

"Las demandas físicas y la toma de decisiones a esas intensidades, creo que a algunos jugadores nuestros les ha faltado mayor velocidad mental para poder satisfacer las demandas tácticas para ese estilo. A Campbell le ha costado por eso, porque siempre hace una de más y en el Arsenal una de más era perder una combinación para ir hacia adelante", finalizó Chaves.

Fortaleza física y mental. Paulo César Wanchope fue figura del Derby County, del West Ham y del Manchester City, y asegura que en su caso la clave fue la fortaleza física y mental.

"En el fútbol inglés hay una combinación, se busca técnica y potencia, se buscan jugadores fuertes que puedan soportar un temporada tan exigente, en la que se juega la Premier, dos copas, los torneos europeos y en el fútbol inglés no hay recesos como en otras ligas, se juega seguido en invierno y para eso mentalmente y físicamente el jugador tiene que ser fuerte", opinó Wanchope.

Para el ahora gerente del Deportivo Saprissa, es muy importante convencerse de que se puede lograr.

"Para pegarla en el fútbol de alto nivel se necesita compromiso de trabajo y convencimiento de lo que uno quiere hacer. Cuando yo llegué allá lo hice convencido de que quería quedarme y fui dispuesto a mejorar día con día", afirmó Wanchope.