Asumió liderato por un punto, aunque su escolta puede quitárselo mañana

Por: Steven Oviedo, Esteban Valverde 17 abril, 2016
Bryan Ruiz festejó una anotación de su equipo el 4 de abril en el juego ante el Belenenses. Ahora el Sporting Lisboa necesita una derrota del Benfica para allanar el camino al título. | EFE
Bryan Ruiz festejó una anotación de su equipo el 4 de abril en el juego ante el Belenenses. Ahora el Sporting Lisboa necesita una derrota del Benfica para allanar el camino al título. | EFE

El Sporting de Lisboa cumple con su obligación en las últimas fechas de la liga de Portugal: ganar para meterle presión al Benfica y esperar un traspié de dicho club para ser campeón.

El equipo de Bryan Ruiz visitó la casa del Moreirense y lo venció por la mínima, gracias a la anotación de su goleador argelino, Islam Slimani.

El delantero marcó en posición dudosa, ya que los locales pedían fuera de juego, pero el árbitro validó el tanto.

Ruiz salió de cambio a los 73 minutos para darle espacio a Gelson, en un juego donde tuvo pocas opciones de gol.

Este resultado le permite al Sporting adueñarse de la punta, por lo menos hasta este lunes, cuando el Benfica jugará como local ante el Vitoria Setúbal, a las 2 p. m., en el cierre de la jornada 30.

En este momento, el equipo del capitán de la Selección Nacional tiene 74 puntos; mientras que su escolta cuenta con 73, con un partido menos.

La derrota del 5 de marzo del Sporting Lisboa ante el Benfica sigue marcando la diferencia para que el equipo de Ruiz no esté en la primera posición.

Los cuatro juegos que le restan al Sporting de Lisboa son: en casa ante Unión Madeira y el Vitoria Setúbal, mientras que visitará al Porto y al Sporting Braga.

Su esperanza es ganar todos y que el Benfica tenga un traspié que les permita destapar el champán para festejar el cetro.