El capitán merengue y su técnico consideran que la tapada de Keylor Navas al 91' fue vital para conseguir el triunfo

Por: Kenneth Meléndez 12 marzo
Sergio Ramos le dio el triunfo al Real Madrid ante el Betis con un remate de cabeza a los 81 minutos.
Sergio Ramos le dio el triunfo al Real Madrid ante el Betis con un remate de cabeza a los 81 minutos.

Keylor Navas no se quedó solo tras el que puede ser su error más grande desde que viste la camiseta del Real Madrid.

El técnico Zinedine Zidane y sus compañeros de equipo, especialmente el capitán Sergio Ramos, respaldaron al costarricense, quien este domingo influyó en el gol del Betis, que puso el juego cuesta arriba para el Real Madrid.

Se jugaban 25 minutos cuando el paraguayo Arnaldo Sanabria remató desde el borde del área y el balón llegó a las manos del tico. Mientras el guaraní lamentaba no haber concretado la ocasión, a Navas se le escapó la pelota y la metió en su propio marco.

Ramos fue el primero en mostrarle su apoyo a Keylor, al pedirle a la afición que respaldara al guardameta. Parte de la afición, silbó al tico en varias ocasiones.

"El Bernabéu es un estadio muy complicado. El nivel de exigencia es infinito y eso es complicado. Cuando los jugadores fallan necesitan cariño. Hoy (ayer) era un momento importante en el que nos jugábamos el liderato", dijo el capitán en declaraciones recogidas por realmadrid.com.

El costarricense reconoció su error y aseguró que se posicionó mal ante el balón.

"Paro el balón y cuando lo intento atrapar la postura no es la mejor. Toco con la mano derecha y es mala suerte. Es feo, son circunstancias en las que uno no se quiere ver. Tenía que seguir adelante. Somos un equipo, siempre están conmigo. Sé que confían en mí, y eso me compromete a que estas cosas no vuelvan a pasar", aseguró Navas en declaraciones al diario Marca.

Navas había empezado mal su día. Cuatro minutos antes del gol, a los 21 minutos, salió de su área y botó al serbio Darko Brašanac. Pero el árbitro no vio falta en una jugada en la que el costarricense pudo ser expulsado.

Pero una jugada en el minuto 91 le valió los elogios de Ramos y de Zidane, quienes consideran que su parada fue vital para conseguir los tres puntos.

"Keylor tiene mucha personalidad y hace una parada magnífica al final. Ha compensado el error y salvado los tres puntos", dijo Zidane.