El arquero nacional sumó cuatro partido de Liga de Campeones sin recibir goles

Por: Fiorella Masís 30 septiembre, 2015
Keylor Navas fue espiado entre junio y octubre del año anterior.
Keylor Navas fue espiado entre junio y octubre del año anterior.

Keylor Navas conservó su portería en cero en el partido que el Real Madrid ganó 0-2 ante el Malmö de Suecia en la segunda jornada de la Champions League.

El arquero nacional no tuvo mayor exigencia, pero respondió cuando el equipo local se aproximó al área merengue.

Con este resultado, el costarricense sumó cuatro partidos del torneo europeo (dos del anterior y dos del actual) sin recibir anotaciones; los juegos han sido ante Basilea de Suiza, Ludogorets de Bulgaria, Shakhtar de Ucrania y hoy el Malmö.

Fueron pocas las llegadas del equipo sueco, mientras el Real Madrid manejaba a plenitud la pelota y tuvo las aproximaciones más peligrosas, aunque el resultado lo pudo asegurar hasta el filo del partido.

En el minuto 29 cayó el primer tanto merengue, gracias a un pase de Isco para Cristiano Ronaldo, quien estaba abierto y solo al lado derecho, por lo que solamente tuvo que enfrentar al arquero y disparar con potencia.

El Madrid estuvo cerca de aumentar la cuenta poco antes del descanso, pero la espectacular volea de Dani Carvajal pegó en el palo.

Los de casa mejoraron en el complemento, pero su ánimo no alcanzó para poner en verdadero peligro al equipo blanco, más alla de un cabezazo de Rosenberg que pasó cerca del palo derecho de Navas.

El tico tuvo otras salidas oportunas para alejar las posibilidades del club sueco.

Por su parte, Cristiano seguía insistiendo en el otro lado del campo, y aunque el arquero Williand se encargó de ahogarle el grito de gol en varias ocasiones, al minuto 90 el portugués aprovechó un pase en el área de Modric para cruzarle el balón y enviarlo al fondo.

Con ese tanto el luso llegó a 323 dianas e igualó a Raúl González como máximo anotador de la historia del conjunto blanco.