Keylor Navas regresó a la titularidad después de perderse un partido por decisión técnica

Por: Fiorella Masís 5 abril

El Real Madrid hizo un negocio redondo este miércoles: derrotó 2-4 al Leganés, conservó el liderato y les dio descanso a varias de sus figuras.

Los merengues, con Keylor Navas en la puerta, tuvieron un partido de altibajos, pero el resultado final los mantiene en el primer lugar de la liga española, con 71 puntos y un partido menos, mientras el Barcelona cuenta con 69.

A esto se le debe sumar que el técnico Zinedine Zidane apostó por descansar a jugadores estelares, de cara a una seguidilla de partidos determinantes.

El club blanco recibirá al Atlético de Madrid el sábado (8:15 a. m.), visitará el miércoles al Bayern Múnich en Champions (12:45 p. m.) y el domingo 23 jugará el clásico contra los culés (12:45 p. m.).

Con ese panorama, el francés dejó fuera de la convocatoria a Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Toni Kroos. Además, en el banquillo quedaron Karim Benzema, Isco y Luka Modric; de ellos solamente estos dos últimos ingresaron en los minutos 72 y 81.

La fórmula de reposo para estos futbolistas se resolvió con el aporte de otros como Marco Asensio, James Rodríguez y Álvaro Morata.

Los merengues empezaron a jugar sabiendo que el Barcelona ya había hecho su trabajo ante el Sevilla, al vencerlo 3-0. Ese resultado obligaba al Madrid a ganar para no poner en peligro su primer lugar.

En los 15 minutos iniciales el club madrileño mostraba su intención de anotar rápidamente, pero el Leganés se paró bien, hasta que apareció una de las figuras del cotejo, el portugués Asensio, quien cada vez que tiene un chance sabe aprovecharlo.

Bastó una buena acción en sus piernas para que a los visitantes se les abriera. James empezó la jugada y su compañero montó un contragolpe fulminante tras perder y recuperar el balón.

Asensio le puso la pelota frente al marco a James, quien tras correr toda la cancha solo tuvo que enviarla al fondo de las redes, en el 14'.

Después fue Álvaro Morata quien dijo presente en momentos que se le exige, por la ausencia de Benzema.

En apenas cinco minutos el español anotó de cabeza (17') tras asistencia de Nacho y después definió frente el portero Iago Herrerín, en el minuto 22.

Todo era alegría en el Real Madrid, porque sin irse al descanso ya estaban dándole tintes de goleada al encuentro. Sin embargo, apareció la reacción de un Leganés que se negaba a morir.

Los blancos se relajaron, permitieron que su rival creciera y los pusiera en aprietos.

Gabriel anotó tras una pelota que le llegó al centro. En esa acción el arquero tico Keylor Navas salió para tapar el pase, pero le fue imposible.

El 2-3 se dio en el 34', ante una defensa del Real muy desconcentrada, que dejó totalmente solo al delantero Luciano, quien disparó sin compasión contra Navas.

Con esos dos goles, el tico sumó su décimo partido consecutivo (en diferentes competiciones) encajando al menos una anotación con el Madrid, según datos de Míster Chip.

El club del guardameta nacional se fue al camerino con una mala sensación, pese a ir ganando.

La reacción era determinante y apenas calentando la segunda parte, el Madrid encontró la tranquilidad en una jugada en el área.

James Rodríguez cobró un tiro libre al área, Morata cabeceó y el jugador del Leganés Martín Mantovani metió las manos, ayudando a que el balón ingresara, aunque el árbitro central se lo asignó al merengue.

Ese tanto fue suficiente para que los blancos confirmaran una victoria determinante para seguir al frente de la Liga y apuntar hacia el derbi madrileño.

Etiquetado como: