Es posible que se entrene en cancha a partir del jueves. Incluso, el club merengue está dispuesto a esperarlo hasta el final

Por: Fanny Tayver Marín 16 noviembre, 2015
Keylor Navas se lanza para intentar despejar el balón luego de un disparo de Zlatan Ibrahimovic, la pelota salió ligeramente desviada. | AFP
Keylor Navas se lanza para intentar despejar el balón luego de un disparo de Zlatan Ibrahimovic, la pelota salió ligeramente desviada. | AFP

El Real Madrid le da todos los cuidados posibles al portero Keylor Navas para que se recupere de una lesión y pueda estar en el clásico español de este sábado a las 11:15 a. m.

El costarricense continúa ejercitándose en el gimnasio, pues su club lo "chinea" para evitar lo peor: que la carga muscular en el aductor derecho que lo afecta se convierta en una rotura.

Para el nacional, el descanso es su mejor medicina. El Real Madrid lo necesita y no lo va a exponer de forma innecesaria durante estos días.

Según el diario Sport, el tico "continúa con un plan específico de trabajo que tiene como gran meta poder ejercitarse con el resto del grupo a partir del jueves" y añade que "el staff técnico del Real Madrid no quiere arriesgar lo más mínimo el estado físico de su portero, al que esperará hasta última hora si es necesario".

Mientras que Marca destaca: "Keylor está trabajando con los fisioterapeutas, en la piscina y hasta en una máquina hiperbárica, pero la lesión le impide todavía hacer ejercicios sobre el terreno de juego. 'La zona afectada es muy traicionera para los porteros', aseguran desde los servicios médicos. Y por eso no se le va a forzar lo más mínimo con entrenamientos en los que hay mucho más que perder que ganar. El cuerpo técnico prima por encima de todo que esté bien físicamente a que haga portería durante la semana".

La última vez que el tico jugó fue el pasado 3 de noviembre, en el triunfo (1-0) del Real Madrid contra el París Saint Germain en Champions League.

Desde ese día, Navas no ha vuelto a estar bajo los tres tubos, debido a la carga muscular.

Esa situación hizo que el guardameta se perdiera los partidos contra Sevilla y Las Palmas, así como el arranque de la eliminatoria rumbo a Rusia 2018 con la Selección Nacional.

La prensa española saca conjeturas por la ausencia del cancerbero en los entrenamientos.

"En principio se daba por segura su presencia en el once titular con que Rafa Benítez recibirá el sábado al Barça, sin embargo, la realidad indica que se acerca el partido y el portero sigue sin trabajar con el resto de sus jugadores. Y las alarmas se encienden en el Real Madrid", reporta el sitio Mundo Deportivo.

Empieza la cuenta regresiva para el clásico y para saber con exactitud qué tan bien le cayó el reposo al tico.