Idioma, seguridad social y estabilidad, son los principales aspectos a cuidar

Por: José Fernando Araya N. 6 septiembre, 2014

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Un fuerte estrechón de manos con el presidente del equipo. Luego el futbolista se dispone a ponerse la nueva camisa, posa ante las cámaras y da unas breves declaraciones en el idioma del país. Y ¡listo!, el jugador es presentado oficialmente.

La escena, o mejor dicho, el ritual, es más que conocido en Costa Rica, pues en los últimos años es muy común ver cada vez más a futbolistas ticos jugar en el exterior.

Sin embargo, tomar la decisión de militar con x o y equipo no es algo que solamente dependa del fútbol, pues hay una serie de factores que influyen mucho a la hora de la mudanza a una nueva liga.

Si viaja o no con la familia, las condiciones del país y del equipo al que va a ir, la competencia que tendrá en el equipo, el clima y las costumbres destacan entre los factores más importantes.

Por ejemplo, en los países musulmanes el papel de la mujer es muy reducido y estas deben cuidar su vestimenta por respeto.

Para Pablo Gabas, volante de Liga Deportiva Alajuelense, hay tres aspectos fundamentales a la hora de marcharse al extranjero.

“Primero, el tema económico, que es lo más básico; lo segundo es la seguridad familiar; y tercero, una liga competitiva que ayude a potenciar a los jugadores, aunque lo más importante es el aspecto familiar”, mencionó el rojinegro.

Según mencionó Gabas, cuando tuvo la oportunidad de marcharse al fútbol mexicano con los Gallos Blancos del Querétaro, él se preocupó por revisar todos los detalles.

“Yo revisaba de todo. A cuánto quedaba de la capital, el traslado hasta el estadio, la situación que vivía el país, los impuestos, la calidad de vida, etc, etc...”, indicó Gabas, que esa vez no se llevó a su esposa, quien se quedó en el país.

Inglés fundamental. Por su parte, Daniel Torres, quien hoy es el acondicionador físico de las divisiones menores del Deportivo Saprissa, la educación de cada futbolista y sobre todo el idioma inglés es vital para adecuarse a cualquier destino.

“No creo que la experiencia sea igual para todos. Yo creo que el nivel de educación que tenga cada muchacho va a ayudar muchísimo, una persona con un poco más de preparación va a resolver las situaciones conflictivas de buena manera”, concluyó Torres.

El exdefensor morado jugó en equipos de Noruega, Suecia y los Estados Unidos, en donde afirma que el inglés fue fundamental.

Winston Parks, quien militó en varios países del Viejo Continente, comparte el criterio del inglés con Torres, pero también agrega otro factor determinante: el clima.

“En Rusia, por ejemplo, el campeonato termina en verano, pero el frío es bien fuerte y no cualquiera puede resistirlo”, concluyó .

Agrupaciones como Asojupro (Asociación de Jugadores Profesionales), las directivas de los clubes y los técnicos aconsejan al jugador a la hora de marcharse, no obstante la última palabra la tiene una única persona: el propio futbolista.