Por: Esteban Valverde 16 mayo, 2016
Joel Campbell llegó al país ayer acompañado de su hija Brianna y su pareja María Fernanda Mora. El jugador del Arsenal de Inglaterra espera continuar la próxima temporada en los Gunners . | ALBERT MARÍN
Joel Campbell llegó al país ayer acompañado de su hija Brianna y su pareja María Fernanda Mora. El jugador del Arsenal de Inglaterra espera continuar la próxima temporada en los Gunners . | ALBERT MARÍN

Legionarios de la Selección Nacional como Bryan Ruiz, Celso Borges, Christian Gamboa, Joel Campbell y Michael Umaña cumplirán tres años sin el periodo de vacaciones largas por jugar con la Tricolor .

Los cinco futbolistas jugaron el Mundial de Brasil 2014, la Copa Oro 2015 y ahora tendrán participación en la Copa América Centenario, en el periodo que más días libres dan los cuadros europeos.

“No es fácil, pero estoy haciendo lo que me gusta. Ya tendremos tiempo para descansar, esperemos hacer una buena Copa América y ojalá poder tener un par de semanas libres antes de regresar a Portugal”, manifestó ayer Bryan Ruiz a su llegada al país.

El capitán de la Selección Nacional aceptó que sí tiene cansancio acumulado, pero agregó que es parte de su profesión.

“Sí hay, pero al final esas cosas quedan en un segundo plano. Sé que vengo de Copa Oro, de un Mundial, pero es parte de estar en el exterior y la Selección”, dijo.

El preparador físico de la Sele , Norton Cassol, explicó que la ausencia de días de descanso por un periodo tan largo puede llegar a pasar factura, por lo que los jugadores deben ser muy cuidadosos para evitar una lesión.

Cassol enfatizó en que el caso de Gamboa no preocupa tanto, ya que no tuvo una carga de partidos tan pesada en la temporada.

Gamboa apenas vio acción en 237 minutos.

En cambio, Joel Campbell, Bryan Ruiz, Michael Umaña y Celso Borges inquietan un poco más, porque fueron piezas importantes en sus clubes.

Ruiz actuó en 3.611 minutos, Borges durante 1.909, Joel en 1.617 y Umaña en 862.

“Hay que hacer un balance de las cargas y mucha recuperación, evitarles el impacto.

”Estos jugadores pueden llegar a sobreentrenarse y pueden tener problemas físicos a futuro”, advirtió el experto.

Norton agregó que los problemas, normalmente, no se dan con un efecto inmediato, las consecuencias se ven en la siguiente temporada luego del esfuerzo.

“Igual podría arrastrar problemas en la próxima temporada, este es el precio que paga el atleta de alto rendimiento.

”Sin duda queda más propenso a lesiones musculares, por falta de recuperación”, añadió.

Por último, según Cassol, también se da un cansancio emocional, el cual solo con vacaciones puede ser mitigado.