Gamboa solo ha disputado 28 de los 115 partidos de liga posibles en sus últimos dos equipos. Este sábado sumó su sexto partido consecutivo sin minutos en el Celtic escocés

Por: José Pablo Alfaro Rojas 16 septiembre
Cristian Gamboa (der.) celebra con sus compañeros en un partido de la liga.
Cristian Gamboa (der.) celebra con sus compañeros en un partido de la liga.

Es indispensable en el once de la Tricolor,  pero  apenas si ha jugado en sus clubes. Es la realidad de Cristian Gamboa, quien este sábado sumó su sexto partido sin jugar con el Celtic de Escocia en este torneo.

Desde el 2014, cuando fue fichado por el West Bromwich inglés, Gamboa solo ha disputado 28 de los 115 partidos de liga posibles. Es decir, apenas un 24% de los enfrentamientos.

Gamboa se ha perdido un total de 87 juegos en poco menos de cuatro años, en los que militó en dos equipos distintos. Casualmente, en ambos clubes empezó con un rol protagónico, pero poco a poco fue perdiendo minutos.

Por ejemplo, en la temporada 2014-2015 jugó 10 duelos en la Premier League con el West Bromwich; el año siguiente solo disputó uno y en la campaña 2016-2017 afrontó únicamente dos compromisos.

La historia se repite en el Celtic, en el que empezó su estancia con regularidad, ya que afrontó 17 partidos de liga de un total de 33. Sin embargo, en este torneo no acumula ni un minuto en seis cotejos.

Este sábado, su equipo derrotó 4 por 0 al Ross County, pero el futbolista tico no estuvo presente en el banco.

La realidad del jugador en sus clubes es muy distinta a la que vive en la Sele, en la que ya suma dos procesos consecutivos como el carrilero derecho titular del equipo patrio.

En la eliminatoria registra 12 partidos, con poco riesgo de perder su campo, ante la inestabilidad de los hombres que compiten por este puesto. Por ejemplo, el proceso lo inició Allan Miranda, después convocaron a Jhamir Ordain, Heiner Mora y recientemente a José Salvatierra, que ha entrado y salido en la lista a causa de las lesiones.

Este último es el que parece tener más opciones de convertirse en el relevo número uno de Gamboa, ya que retomó su puesto en Alajuelense, estuvo presente en la última Copa Oro y jugó frente a EE. UU. en la hexagonal, al reemplazar al guanacasteco en el segundo periodo, cuando se observó muy cansado.

Sin embargo, ninguno de los futbolistas que ocuparon esta posición han mostrado un desempeño superior al del mundialista de Brasil 2014, quien aún sin ritmo parece no correr el riesgo de perder su puesto.

El discurso que Gamboa mantuvo cuando se quedó sin jugar en el West Bromwich es que al entrenador no le gustaban los laterales con mucha proyección al ataque y, por el contrario, prefería utilizar centrales en su puesto.

Al llegar al Celtic, todo hacía indicar que asumiría la titularidad. En una publicación de La Nación, dos periodistas escoceses que cubren este club manifestaron que la intención de los de Glasgow era que Gamboa se adueñara del carril derecho, ante la falta de solvencia de los hombres disponibles para jugar en su posición.

"Hay un chance bastante real de que Gamboa sea titular", afirmó entonces Andrew Smith, del diario The Scotsman.

Esto no sucedió en el torneo anterior y ciertamente ha sufrido algunas lesiones cortas que han mermado sus posibilidades de jugar.