Por: Fiorella Masís 17 febrero, 2016
Keylor Navas toma un balón ante el acecho de Mohamed Salah.
Keylor Navas toma un balón ante el acecho de Mohamed Salah.

Keylor Navas mantuvo en cero la portería del Real Madrid en la victoria de 0-2 en su visita al Olímpico de Roma, por los octavos de final de la Champions League.

De esa forma el nacional sumó siete juegos sin recibir anotaciones en partidos disputados con los merengues en este certamen.

El tico tuvo varias intervenciones, algunas determinantes para evitar el tanto de los locales.

Una de esas fue en el minuto 54 y aunque el portero salió bien librado con un achique ante El Sharaawy, en la repetición se observó que Keylor tocó dentro del área al delantero, quien reclamó penal.

Después, en el 82', el nacional controló un balón al que intentaba llegar en velocidad Mohamed Salah, el jugador más peligroso de los romanos.

Tres puntos. El triunfo merengue se empezó a gestar en el minuto 57, cuando el portugués Cristiano Ronaldo anotó su gol 12 en la actual Champions.

Mientras que Jesé selló los tres puntos en el 86 tras un disparo cruzado.

En una primera parte de baja intensidad, el Real llevó la iniciativa pero no imprimió velocidad el juego, por lo que no creó peligro.

Tan sólo amenazó en una ocasión. En el minuto 32 Marcelo enganchó por sorpresa de volea desde el lado izquierdo tras un servicio de Cristiano y el balón se fue muy cerca de la escuadra.

Por el lado de los locales destacó la velocidad de Salah, quien ponía en dificultades a los defensas blancos en cuanto recibía y aceleraba. Pero ninguna de sus aventuras terminó cerca de los dominios de Navas.

Justo antes del descanso (45'), en un contraataque por la derecha, Stephan El Shaarawy se quedó solo ante Navas pero cuando iba a disparar el francés Raphael Varane acertó en un cruce providencial y despejó a córner. Fue la mejor ocasión de la Roma en la primera mitad.

Los locales iniciaron la segunda parte tomando más riesgos e intentando dominar el juego. Los papeles se habían cambiado y el Real Madrid podía salir con velocidad.

En una jugada rápida el Madrid encontró el camino cuando Marcelo jugó al espacio con Ronaldo y el portugués, tras colocarse el balón con el tacón izquierdo, disparó a la escuadra con la derecha.

Finalmente fue Jesé, en el primer balón que tocó tras haber sustituido a James en el 82', el que encaminó el pase a cuartos.