Tico se mide con Barça en una serie de ida y vuelta, un rival al que solo derrotó una vez en ocho juegos, del que recibió 21 goles y al que nunca dejó en cero

Por: Cristian Brenes 12 agosto
Keylor Navas en el último entrenamiento del Real Madrid previo al juego de ida de la final de la Supercopa española, ante el Barcelona.
Keylor Navas en el último entrenamiento del Real Madrid previo al juego de ida de la final de la Supercopa española, ante el Barcelona.

En la vitrina de trofeos de Keylor Navas solo hay dos espacios libres para cetros nuevos con clubes, que de paso bastarían para completar la colección a la que cualquier jugador puede aspirar en equipos.

No obstante, en el camino del tico para lograrlo se interpone el Barcelona; una bestia negra para él.

Navas tendrá dos duelos a muerte con los blaugranas por la Supercopa de España; el primero este domingo a las 2 p. m. en el Camp Nou , y el segundo el próximo miércoles a las 3 p. m. en el Santiago Bernabéu.

Keylor Navas será titular este domingo en el juego de ida de la final de la Supercopa de España, entre el Real Madrid y el Barcelona.
Keylor Navas será titular este domingo en el juego de ida de la final de la Supercopa de España, entre el Real Madrid y el Barcelona.

De salir vencedor, el nacional se colgaría una de las dos medallas que aún le hacen falta, la otra parece un poco más lejana, si se toma en cuenta que es la Copa del Rey, certamen que todavía no empieza para los blancos.

Keylor ya ganó dos Champions Legue (2016 y 2017 como estelar), una Liga de España (2017 jugando), dos mundiales de clubes (2014 desde el banquillo y 2016 como indiscutible).

Además, tres Supercopas de Europa (2014 en la suplencia, 2016 sin participar por lesión y 2017 como el número uno). Sin embargo, sus recuerdos frente a los catalanes son amargos.

Desde que el tico llegó a Madrid, entró en combate frente a los blaugranas en cinco ocasiones (cuatro juegos oficiales y un amistoso), en los que solo pudo ganar uno, perdió tres, empató uno, recibió 12 goles y nunca pudo dejar el arco en cero.

Por su parte, con la camiseta del Levante enfrentó a los culés tres veces, en los que mordió el polvo en dos, igualó en una, le abombaron las redes en nueve oportunidades y tampoco logró mantenerse imbatido.

No obstante, este nuevo enfrentamiento con el archirrival del Madrid parece darse en condiciones mucho más favorables para Navas. Los blancos llegan como monarcas de la Champions, del campeonato local y de la Supercopa de Europa. Adicional a esto, el nacional es figura indiscutible y su alto nivel lo tiene en la cúspide.

“Es lindo ganar siempre, es lo más importante y es lo que todos queremos. Cuando se triunfa se está feliz, pero debemos tener los pies sobre la tierra y saber que hay que trabajar para obtener títulos”, dijo el costarricense a la prensa española.

El Halcón pretende volar alto de una vez por todas ante el Barcelona, un oponente golpeado por la salida de Neymar al PSG y que aún no tiene sustituto para el brasileño, pero sigue contando con Lionel Messi como su estandarte, máximo goleador de la Supercopa ibérica, con 12 tantos en 15 juegos.