En la Liga le hicieron 10 goles en últimos 13 duelos. En Europa lleva seis juegos invicto

Por: Cristian Brenes 17 febrero, 2016

La muralla que edificó Keylor Navas en su arco en el inicio d e la Liga de España sufrió un boquete recientemente, tras recibir goles en 10 de los últimos 13 juegos, pero hoy el tico debe colocar de nuevo los ladrillos que se cayeron cuando visite a la Roma en el Olímpico.

Para lograrlo Keylor tiene a su favor que en la Champions League la historia es muy diferente a lo que pasa en el torneo doméstico y las fisuras de su portería desaparecen, ya que hasta el momento es imbatible, tras seis juegos disputados con los merengues en este certamen.

El Real necesita que Navas vuelva a ser aquel que llegó a pasar hasta cuatro jornadas en blanco en suelo ibérico y se olvide del promedio de 0,86 tantos que le marcan actualmente, para inclinar más la balanza a su favor, en una instancia en la cual evitar que el rival abombe las redes es determinante si se quiere lograr el pase a cuartos.

infografia
Durante el choque pactado para iniciar a la 1:45 p. m., el tico estará a prueba una vez más, pero en un escenario nuevo para él, un partido decisivo en el certamen de clubes más importante del mundo, debido a que los seis compromisos que acumula fueron en fase de grupos.

Si bien es cierto el Basilea de Suiza y el Ludogorets de Bulgaria, en la temporada 2014-2015, y el Shakhtar de Ucrania, el Malmo de Suecia y el PSG en dos ocasiones, en la presente campaña, lo exigieron al punto de acumular 29 tapadas, el reto de hoy será mucho mayor, ante una Loba que con su nuevo técnico, Luciano Spalletti, revivió y acumula cuatro triunfos al hilo en la Serie A.

El propio timonel blanco, Zinedine Zidane, quien debutará en la Champions , reconoció previo al choque que necesita a todos sus jugadores al máximo nivel para encaminar una serie en la que les prohibió confiarse.

“Tenemos que entrar fuerte al juego. Va a ser un partido difícil porque la Roma sabe jugar este tipo de competición y fuera de casa siempre será complicado. Hicimos una buena semana y estamos preparados. Queremos dar el máximo y luego veremos qué pasa”, señaló el galo.

El deber es claro para Navas, quien debe edificar de nuevo la muralla que levantó en su momento y así seguir extendiendo la imbatibilidad en Champions .