El artillero afirma que esforzarse y tener paciencia son claves para ir ganando, poco a poco, un lugar en el once del Arsenal

Por: Esteban Valverde 16 septiembre, 2015
AFP
AFP

¿Cuáles son las expectativas para esta temporada?

La verdad, espero muchas cosas: espero seguir creciendo como persona y también a nivel futbolístico. Para mí es muy importante el reto que tengo en el Arsenal, la competencia es muy dura, y voy a luchar con todo, espero tener la mayor cantidad de partidos. Quiero entrenar fuerte y quiero comenzar la eliminatoria bien con la Selección.

¿Qué le hace pensar que en esta temporada tendrá el chance que tanto ha esperado?

Llegar aquí no es fácil, estar en un equipo de los mejores del mundo no es fácil. A veces las cosas no llegan como uno quiere, pero yo quiero disfrutar acá, tengo un lindo reto, confío en mis capacidades. Si yo no pudiera estar acá, ellos me dejarían ir, pero aquí estoy y ellos confían en mí; ellos quieren mi máximo y vamos a luchar por lo que más quiero.

La decisión de quedarse fue suya, eso demuestra que usted quiere jugar en el Arsenal.

La decisión es mía. A muchísimos futbolistas les gustaría estar acá, ya yo llegué acá. Cuando me renovaron me sentí bien y creo que eso demuestra que ellos también me quieren. Ahora, hay que tener claro que en este equipo hay 16 o 17 seleccionados de países importantes, esto no es fácil, es primer nivel, y hay que tener paciencia para avanzar.

¿Habló con Arsene Wenger sobre su papel en el equipo?

Es que no hemos hablado nada, yo quiero hablar en la cancha. Voy a esperar mi momento para aprovechar al máximo y tener minutos, sé que este es un equipo de primer nivel y no es fácil, pero confío en mis capacidades.

¿En enero podría pensar en un futuro con otro club o quiere terminar el 2016 en los Gunners ?

La verdad que no tengo pensado eso, pienso cumplir los varios años que me quedan acá, luchando. Llega un momento que hay que luchar y ser paciente, hay que tener una mentalidad fuerte para cuando no se juega. Es cierto, estoy acostumbrado a jugar, pero hay que luchar y no desconfiar de uno porque tengo claro que si ellos me contrataron, es por algo.

Con este panorama que pinta, ¿le preocupa que la falta de regularidad le pese en la Selección Nacional?

Yo sé que es difícil, pero lo manejo mucho con la mente. En la Selección, a veces he venido jugando con el club y no siempre me fue bien, en cambio, en otras ocasiones no juego en el equipo y me salen bien las cosas. La regularidad ayuda, pero el corazón puede contribuir a recuperar ese terreno perdido.

¿Le genera presión la falta de gol que vivió en la última temporada? Solo hizo una anotación con el Villarreal.

La verdad es que no me estreso mucho con eso, necesito goles, pero siempre aporto con otras cosas, siempre trato de dar una asistencia, de abrirle espacios a los compañeros y no solo pienso en mi beneficio. Sé que la gente ve si se anoto o no, pero los entrenadores y yo vemos otras cosas. Esto es una racha. Uno no es bueno cuando es tan bueno ni malo cuando es tan malo. A Wayne Rooney lo criticaban porque no me metía goles, y ya lleva como seis. Por estas rachas pasan todos excepto Messi y Cristiano. Ahora, me preocupo más en correr y asistir, no pienso solo en el gol.

Pero tiene que darse un error para no anotar. ¿Cuál es la explicación a la sequía?

La verdad hay ocasiones que falta atención, otras suerte, también, a veces, tranquilidad. Pienso que es un poco de todo. Tendré que esforzarme más y trabajar más en esas ocasiones para que llegue el gol pronto.