Su fractura no es grave, pero Bryan está más decaído que en el pasado

Por: Esteban Valverde 1 mayo, 2015

Bryan Oviedo ha superado lesiones peores, pero esta vez está más golpeado emocionalmente, aseguran sus familiares, quienes intentan animarlo. Incluso, Oviedo todavía no quiere hablar con la prensa.

“La vida ha sido dura con nosotros, pero nosotros hemos sido más duros porque no nos ha derrumbado”. Ese fue el mensaje que recibió Bryan de parte de Lorena Jiménez, su madre, el miércoles, mientras esperaba ser operado en Londres.

El tico salió bien de la intervención quirúrgica por la fractura sufrida el martes en el quinto metatarsiano del pie derecho. Su madre y su esposa, Angie Alfaro, son quienes conservan al zurdo con optimismo, luego de un año y cuatro meses de constantes lesiones.

“No voy a decir que ha sido fácil para él, y menos para nosotras. Pero, como yo le dije, hay que ser positivo y por eso le hice bromas. Le dije que era el dedo chiquitillo y que por qué no se lo cortaba; por lo menos, le logro sacar una sonrisa por un ratito”, contó doña Lorena.

La mamá del futbolista del Everton no lo ve como jugador, sino como su hijo, por lo que se concentra en no dejarlo solo a ninguna hora del día.

“Él es muy positivo y muy centrado, pero para esta ocasión, yo deseaba ser un pajarito y así irme volando y estar con ellos allá”, reveló Jiménez.

Angie Alfaro (esposa), Frederik (su hijo) y doña Lorena Jiménez son las encargados de darle motivación a Bryan Oviedo. La imagen es de una sesión hecha en enero del 2014. | MEYLIN AGUILERA/ ARCHIVO
Angie Alfaro (esposa), Frederik (su hijo) y doña Lorena Jiménez son las encargados de darle motivación a Bryan Oviedo. La imagen es de una sesión hecha en enero del 2014. | MEYLIN AGUILERA/ ARCHIVO

Doña Lorena también destaca la fortaleza de Angie.

“Ella lo empuja y le da tranquilidad; yo sé que lo ha acompañado en los momentos en que ha flaqueado; eso me da mucha tranquilidad a mí, que estoy lejos”.

Uno de los compañeros de la Selección que se puso en contacto con Oviedo apenas se dio cuenta de la noticia fue Álvaro Saborío. No ocultó que, al hablar con Bryan, lo notó decaído.

“Es un golpe muy fuerte porque uno cuando ya está recuperado, no espera caer tan rápido de nuevo. Él estaba triste y le dije que ánimo, que piense en recuperarse bien”, recordó Saborío.

Álvaro sufrió esta misma lesión antes de la Copa del Mundo en Brasil, por lo que entiende bien lo que está viviendo el defensor izquierdo. “Hay que animarlo, ya todo mejorará”, recomendó el goleador de la Tricolor.

El ánimo de Oviedo está bajo, mas no por el suelo, gracias a dos pilares que lo mantienen esperanzado en momentos en que la luz se ve muy tenue.

El timonel del Everton , Roberto Martínez, comunicó que Oviedo queda descartado para la Copa Oro. En principio, se esperaría que pueda caminar nuevamente en 22 días.

Secuela. Por otra parte, según dos expertos consultados por La Nación , la fractura de tibia y peroné que tuvo el exjugador del Copenhague puede ser una de las causas de la nueva dolencia.

El preparador físico Marcelo Mattera afirmó que hay un efecto natural del cuerpo, el cual hace que se produzca una sobrecarga en el pie no afectado.

Pablo Campos, especialista en terapia física, explicó el efecto que se produce.

“Hay una fractura de tibia y peroné en el lado izquierdo. El cuerpo trata, a nivel del sistema de nervioso, de no producirle esfuerzo a la zona afectada; es como una forma de defenderse. El lado sano termina siendo recargado y eso produce un estrés en la planta del pie. Al tensar los músculos, existen muchas posibilidades deque se dé una fractura”.

Etiquetado como: