Si no gana, se vería obligado a buscar la salvación ante Barça el próximo domingo

Por: Esteban Valverde 17 mayo, 2015

El Deportivo La Coruña , con Celso Borges, disputa hoy ante el Levante (11 a. m.) el partido que podría decidir su permanencia en la máxima categoría del fútbol español.

El cuadro del volante nacional recibe a un rival que podría ser accesible.

El cotejo es vital porque en la última jornada el Dépor se las verá con el poderoso Barcelona, por lo que sacar los tres puntos hoy en Riazor es fundamental.

Por otra parte, los otros rivales con los que pelea abajo tienen salidas difíciles: el Eibar visita al Getafe y Granada va para la casa de la Real Sociedad.

Celso Borges , en conversación con La Nación, resaltó la importancia del choque.

“Quedan dos juegos y ambos son importantes por lo que representan, pero los partidos en casa son en los que hay que ganar, eso lo tenemos clarísimo. Presión hay por puntuar en todos los partidos, con eso hemos lidiado en todo el torneo, lo que pasa es que ya se nos acaban las fechas y tenemos que luchar por conservarnos fuera de la zona baja”, afirmó el mundialista de Brasil 2014.

La Coruña viene de lograr un empate contra el Athletic de Bilbao, resultado que la impulsó en la lucha por no descender.

Celso Borges reclama una decisión arbitral en un juego del Deportivo ante el Villarreal. | EFE
Celso Borges reclama una decisión arbitral en un juego del Deportivo ante el Villarreal. | EFE

A falta de seis puntos por disputar, el plantel blanquiazul está en la posición 17 de la clasificación con 31 unidades, la misma cantidad que el Granada (18) y el Eibar (19). La diferencia que salva al Deportivo es que comanda la tabla particular de los enfrentamientos entre los tres equipos.

Por esa razón es que ese punto conseguido ante el Bilbao fue fantástico para el Dépor , ya que su rival es muy competitivo.

“Fue un partido muy intenso, pero avanzamos poco a poco. Sabíamos que no era fácil, y el equipo trabajó muy duro hasta el final, hasta conseguir el resultado. Puntuar de cualquier manera era trascendental en un campo muy complicado”, destacó Borges.

Con calma. De momento, el volante prefiere no hacer cálculos con las fechas restantes, para así evitar presiones innecesarias, sobre todo con el Barcelona.

“Es parte del juego, son cosas que pueden suceder en cuanto a resultados. Hay que ir partido a partido, no soy una persona de sacar números, voy viendo cómo se desarrolla el torneo respecto a cómo estamos jugando, pero no sirve volverse loco. No soy de cálculos”, manifestó el tico.

Borges contó que él maneja la parte mental de una forma particular, para evitar caer preso por la ansiedad. Así, afirma, conserva la seguridad en el trabajo que ha realizado en esta campaña.

“Es una situación en la que uno tiene que confiar mucho en el trabajo que se hace en la semana, luego preservar la tranquilidad y la calma, pero en esta liga, la mejor del mundo, nada es sencillo de sobrellevar”, finalizó.