La medida se giró por seguridad y porque los diferentes despliegues en zonas de peligro imposibilitan disponer de policías en el escenario deportivo.

Por: Fanny Tayver Marín 25 noviembre, 2015
Los jugadores de Brujas Víctor Vasquez (izquierda) y Óscar Duarte (derecha) celebran uno de los goles del Club Brujas ante el Panathinaikos.
Los jugadores de Brujas Víctor Vasquez (izquierda) y Óscar Duarte (derecha) celebran uno de los goles del Club Brujas ante el Panathinaikos.

En Bélgica se mantiene una estricta vigilancia policial ante el nivel máximo de alerta terrorista y por eso el Brujas, equipo del costarricense Óscar Duarte, jugará este jueves a puerta cerrada en la penúltima fecha de la jornada de grupos en la Europa League.

Brujas recibirá al Nápoles a partir de las 2:05 p. m. (hora de Costa Rica) y aunque la amenaza de un atentado es menor en esta ciudad, no se autorizó la presencia de seguidores en las gradas del estadio Jan Breydel.

La medida se giró por seguridad y porque los diferentes despliegues en zonas de peligro imposibilitan disponer de policías en el escenario deportivo.

Tras cuatro partidos disputados, el Brujas marcha en la tercera casilla del grupo D con cuatro puntos y tiene opciones de clasificarse a los dieciseisavos de final.

El conjunto del tico se enfrenta a un rival que ya amarró su boleto y que tiene un rendimiento del 100% en esta competición.

Al mediodía, el Sporting de Lisboa de Bryan Ruiz visitará al Lokomotiv de Moscú, mientras que el Dnipro Dnipropetrovsk del atacante John Jairo Ruiz se enfrentará a la Lazio en el Estadio Olímpico de Roma.

Y a las 2:05 p. m., el Midtjylland del delantero Marco Ureña visitará a Legia Varsovia.

Los equipos ya clasificados son Nápoles, Dortmund, Molde y Rapid de Viena.