El costarricense fue papá la medianoche del jueves y luego estelar con el Villarreal

Por: Esteban Valverde 30 enero, 2015

El 29 de enero fue un día de emociones y sentimientos para Joel Campbell , difícilmente lo olvidará; junto al debut como jugador del Villarreal de España, este día nació su primera hija, Briana Campbell Mora.

Briana cumplía 12 horas de haber nacido, cuando su papá se estrenaba como titular del Submarino Amarillo , en el juego de los cuartos de final de la Copa del Rey en el que el nuevo plantel del tico le ganó 0 a 1 al Getafe.

Aunque estaba previsto que naciera a principios de la semana entrante, la nueva inspiración del seleccionado nacional decidió presentarse al mundo el mismo día que su padre reapareció, apresuradamente, en España.

El atacante solo entrenó dos veces antes de jugar.

“Quizá por necesidades del equipo precipitamos su presencia. Tiene que adaptarse, tiene que ponerse a un nivel óptimo de forma. El hecho de que nos haya ayudado y sin un nivel físico óptimo, mostró lo que nos puede dar”, afirmó el entrenador de la escuadra, Marcelino García.

Cerca de las 12: 15 medianoche del jueves, Joel recibió noticias desde Londres de parte de su suegra, Alejandra Mora: su pequeña estaba por llegar al mundo. En ese momento no se valoró el regresar a Inglaterra, esto iba a suceder hasta después del partido.

A la hora del compromiso el futbolista se mostró concentrado, buscó no complicarse y jugó sencillo, a pesar de que le faltó precisión en el pase.

El seleccionado actuó durante 61 minutos del cotejo, el cual dejó estadísticas que notan que al nacional le falta ritmo de competencia, elemento que solo los minutos de juego le darán.

El número ‘10’ amarillo hizo 13 pases buenos, mientras que falló en siete ocasiones. Además, solo pudo hacer un remate, el cual salió desviado.

La mejor acción fue al minuto 34, el tico agarró una pelota desde banda derecha, quitó dos marcas y cuando se perfiló para tirar prefirió pasar a uno de sus compañeros, mas el pase fue bloqueado.

El encuentro que desarrolló Campbell fue discreto, aunque sí aportó en defensiva al recuperar nueve pelotas.

Al final, el partido pasó a segundo plano.

Luego del encuentro, el tico atendió a los medios de comunicación españoles. Después partió rápidamente en el autobús del club hacia el aeropuerto para agarrar un vuelo a Inglaterra.

El vuelo tarda dos horas, por lo que a las 7 p. m. de Costa Rica ( 2 a. m. de España), la figura tricolor ya habría llegado a reunirse con su pequeña.

Una experiencia similar vivió el padre de Joel, curiosamente cuando nació el hoy jugador que tiene contrato con el Arsenal.

“Yo no pude estar cuando Joel llegó al mundo, a veces toca trabajar. Me acuerdo que yo andaba en barco y me avisaron que nació, son situaciones que suceden y sacrificios que hay que hacer”, recordó don Humberto.

El 29 de enero fue un día de sentimientos para Campbell, debutó como jugador amarillo y también como padre. Y fue inevitable recordar la imagen de un balón cubierto por su camisa tras anotarle a Uruguay en Brasil 2014.